Fosa séptica tradicional vs Fosa Séptica Rotoplas: Conoce los beneficios

Fosa Septica Rotoplas

Todos sabemos sobre los retos que enfrentamos en la actualidad en cuanto a la contaminación y desperdicio del agua potable y uno de los más grandes es precisamente la forma en la que nos deshacemos de nuestros desechos, la mala planeación y la falta de mantenimiento de los sistemas de saneamiento hace que esos desechos terminen en mantos acuíferos y representen incluso un peligro para la salud humana.

Según el programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, se calcula que dos millones de toneladas de desechos contaminan diariamente más de 2000 millones de toneladas de agua,[1] esto, aunado a una población que está creciendo a pasos agigantados, nos plantea un panorama muy complicado para los próximos años.

Entre los químicos que pueden llegar al agua gracias a un mal manejo de los desechos se encuentran toxinas como el cadmio, mercurio y plomo, además de microplásticos, los cuales son fragmentos diminutos de plástico que se han encontrado en lagos y lechos de ríos.[2]

Importancia de la higiene

La UNICEF ha desarrollado varios lineamientos que se deben seguir para garantizar que las enfermedades no ataquen a los humanos, están enfocados principalmente a las comunidades que no cuentan con un sistema de saneamiento, entre estos se menciona que, si no es posible utilizar una letrina para los desechos humanos, lo mejor es defecar en algún lugar alejado de las viviendas, senderos, depósitos de agua y, sobre todo, de cualquier lugar donde jueguen los niños, después de realizar sus necesidades, es importante enterrar de inmediato las heces.[3]

Fosas tradicionales

Lamentablemente, aún existen muchas comunidades en las que esto no se lleva a cabo y las consecuencias son graves, por ejemplo, según la Secretaría General de Planificación Económica de Guatemala se estima que mueren al menos 42 menores de cinco años por cada 1000, la tasa más alta de Centroamérica y el 48.1% de estas muertes tienen relación al consumo de agua contaminada.[4]

Por ello la importancia del tratamiento de aguas residuales. En este artículo hablaremos sobre las fosas sépticas tradicionales y cuál es la mejor opción en el mercado así como las características de cada una para que tomes la mejor decisión.

Fosas sépticas tradicionales vs fosas sépticas Rotoplas

Antes de que existiera la fosa séptica tradicional, lo que se tenía era el pozo negro, el cual era simplemente un agujero en el suelo donde caían los desechos de las personas, no tenía un sistema de separación de residuos y el olor era muy desagradable.

Una de las plagas más mortales que ha visto la humanidad fue la peste negra, o peste bubónica, en su momento (a mediados del siglo XIV) se pensaba que era un castigo divino por los pecados de la sociedad, pero la realidad era mucho más sencilla y a la vez peligrosa, se trataba de una plaga causada por una mala higiene.

Los bacteriólogos Kitasato y Yersin descubrieron que la peste era causada por la bacteria yersinia pestis, que afectaba principalmente a las ratas. En la era medieval, era común ver a personas haciendo sus necesidades en la calle o arrojando sus desechos por las ventanas hacia las alcantarillas, que en realidad sólo eran aberturas en el suelo que no iban a parar a ningún lado, esto fue el caldo de cultivo perfecto para este tipo de enfermedades tan mortales.[5]

Fosa Séptica

No fue sino hasta que se crearon las fosas sépticas que se comenzó a buscar soluciones de saneamiento reales, estas se remontan a Francia, en el año 1860 y fueron pensadas por John Mouros[6], imagínate, estas fosas y su diseño cumplen ya 159 años, en su momento fueron útiles para las necesidades humanas, pero en la actualidad son más sus contras que beneficios.

Las fosas sépticas tradicionales separan los residuos sólidos del agua y esta sale por un lado de la fosa “un poco” más limpia, pero están hechas de cemento, esto representa, primero, una falta de practicidad ya que no se podrá mover del lugar donde sea construida, después tenemos una debilidad estructural si no se construye de manera correcta, pues puede haber fisuras que contaminarían el suelo en el que están instaladas, también está el tema del costo que significa contratar a personal especializado para limpiar estas fosas, pues los gases que desprenden pueden ser muy peligrosos si no se cuenta con las herramientas necesarias, lo que lleva al siguiente punto, pueden representar un foco de infección, ya que al no contar con un sellado hermético, el olor y las bacterias pueden salir muy fácilmente.

Fosas Sépticas Rotoplas

Las fosas sépticas Rotoplas están fabricadas con resina de polietileno de una sola pieza, lo que las hace sumamente resistentes a la corrosión o a movimientos súbitos del suelo, de hecho, tiene una vida útil de hasta 50 años, si en algún momento se necesita reubicar, se puede hacer, puesto que su construcción permite una movilidad mayor. Su capa externa evita que las aguas residuales contaminen el suelo, la capa interior facilita la adherencia de microorganismos y bacterias que descomponen la materia orgánica.

Su sellado es hermético, lo que significa que no desprenderá malos olores, además, la ingeniería de Rotoplas lo ha diseñado para que sea sumamente sencillo sacar los lodos de su interior sin correr riesgos innecesarios.

Básicamente el funcionamiento de una fosa séptica tradicional y una Fosa Séptica Rotoplas es el mismo, la principal diferencia radica en la tecnología usada en la fosa Rotoplas, su practicidad y sobre todo, la seguridad que brinda comparada con las fosas tradicionales de cemento, el mantenimiento también es mucho más económico, ya que con la fosa Rotoplas puedes hacerlo tú mismo y al estar construida en una sola pieza, se garantiza que los residuos no contaminaran el suelo donde está instalada.


[1] https://elpais.com/sociedad/2010/03/22/actualidad/1269212403_850215.html [2] https://www.bbc.com/mundo/vert-fut-44118174
[3] https://www.unicef.org/spanish/ffl/09/1.htm
[4] https://elpais.com/internacional/2015/06/24/actualidad/1435177135_432060.html
[5] https://www.nationalgeographic.com.es/historia/grandes-reportajes/la-peste-negra-la-epidemia-mas-mortifera_6280/9
[6] https://www.redalyc.org/pdf/620/62043088016.pdf P. 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *