5 pasos para la correcta instalación de la ducha eléctrica

La ducha eléctrica Rotoplas es la opción perfecta para aquellas personas que requieren una solución rápida, económica y sencilla que le permita disfrutar de agua caliente. Si bien este es un producto de calidad, su correcto funcionamiento y beneficios se podrán obtener sólo si se sigue correctamente el procedimiento de instalación de la ducha eléctrica. Por esta razón te preparamos este artículo, que te permitirá conocer un poco más sobre ella y aprender cómo instalarla en 5 sencillos pasos. Optimiza tu trabajo y maximiza tu ganancia.

Beneficios de las duchas eléctricas Rotoplas

Las duchas eléctricas son un producto que tiene unos cuantos años en el mercado, pero los modelos más antiguos suelen ser poco seguros y no funcionan muy bien. Olvídate de esos aparatos,pues esta ducha es más compacta, segura, fácil de usar e instalar pues tiene mejor diseño y una tecnología superior, que facilita su instalación y mantenimiento. Algunas de sus ventajas son:

Ducha Eléctrica Rotoplas

– Más duraderas:

Está elaborada con materiales de calidad, resistentes al calor y la corrosión como elastómero, liga de cobre, hierro zinc y otro metales. Su resistencia interna tiene una duración 4 veces mayor que las tradicionales.

– Fácil de mantener:

Las resistencias se pueden cambiar con mucha facilidad, sin tener que desmontar completamente el sistema pues están montadas en apoyo.

– Ahorro de energía

La gran desventaja de las antiguas duchas es que gastaban demasiada electricidad y agua. Esto ha cambiado, pues la ducha Rotoplas permite un ahorro de hasta un 45% de energía, con su tecnología de eficiencia energética de hasta un 95%, gracias a su doble cámara de calefacción.

– Agua caliente más rápido

Olvídate de esperar varios minutos a que el agua se caliente, con este producto, tendrás agua a la temperatura que la deseas casi al instante.

¿Cómo instalar una ducha eléctrica?

La instalación de la ducha eléctrica ocurre en dos sentidos, pues se debe hacer la instalación hidráulica y la eléctrica. Antes de comenzar el trabajo es importante tener un caño adaptador con codo de 1/2”, además de un adaptador para rosca en caso de ser necesario. Además se requieren las herramientas típicas y cinta de teflón. Manos a la obra.

Instalación hidráulica

Paso 1

Abre la llave de paso y deja fluir el agua para que arrastre los residuo acumulados en la tubería. Si la presión del agua está entre los 80 kPa/11,6psi (8 mca) y 400 kPa/58psi (40 mca), coloca el dispositivo reductor en la entrada del niple de la ducha eléctrica.

Paso 2

Utiliza la mano para adaptar las roscas del niple en el codo del caño adaptador. Utiliza cinta teflón para evitar las fugas en la unión de los tubos.

Instalación eléctrica

Paso 3

Debes establecer un circuito exclusivo del tablero de distribución para la ducha. Utiliza los cables y el disyuntor adecuados, guiándote por la tabla de valores incluida en el manual. Apaga el disyuntor cuando comiences a instalar la ducha.

Paso 4

Conecta los cables de unión del aparato a los cables del circuito. Cuida que los empalmes estén hechos con mucho cuidado. Emplea conectores con borne. De esto depende la vida útil del aparato. Conecta el cable verde al sistema de conexión a tierra. Jamás utilices este cable solo como sistema de conexión a tierra, pues esto puede aumentar el riesgo a choques eléctricos.

Paso 5

Con el disyuntor apagado, instala el desviador si así lo desean, fijando su base con tornillos a la pared. Deja correr el agua por la ducha apagada por 1 minuto, para llenar la cámara de calentamiento. Cierra la llave de paso y selecciona la temperatura deseada. Ya puedes accionar el disyuntor del circuito y accionar la llave de paso. La ducha comenzará a trabajar inmediatamente,

Consejos de seguridad para la instalación y manejo

– Nunca se debe instalar un interruptor, enchufe o toma de corriente para la ducha pues esto aumenta el riesgo de choque eléctrico.

– Nunca se debe cambiar la temperatura de la ducha mientras está en funcionamiento. Para cambiarla se debe cerrar el agua, bajar el disyuntor y luego mover la tapa superior hasta la temperatura deseada.

– Es de vital importancia conectar el sistema de conexión a tierra, pues de no hacerlo la ducha puede dar corrientazos al tocarla.

– Para una temperatura óptima y ahorro de energía se recomienda utilizar la temperatura templada,

– La temperatura del agua puede ser bastante elevada, así que se recomienda dejar correr un poco el agua y luego ajustar la presión del agua hasta alcanzar la temperatura adecuada.

– Si se obstruyen los agujeros del rociador, puede retirarse con facilidad, limpiarse y volver a montarse. No sumerja la ducha en ningún líquido, límpiala con un paño seco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.