Conoce cómo funciona un sistema de captación de agua

Con el crecimiento de la población y los cambios en nuestro clima, debemos ser más responsables cuando se trata de la cantidad de agua que utilizamos. El agua es un recurso finito, por lo que su escasez actualmente es más habitual; para racionalizarlo se pueden aplicar ciertas medidas para hacer un uso más eficiente. Entre esas opciones se encuentran los sistemas de captación de agua, que se pueden incluir en tu casa o edificio.

Si bien en la actualidad a todos nos resulta fácil abrir el grifo y usar sin control el agua, el futuro pide a gritos una forma más sostenible y eficiente de recolectar agua de lluvia y combinarla con el suministro de la red para ayudar a reducir el uso general.

Si aún no lo has considerado, colocar un medidor de agua puede ayudar a reducir drásticamente la forma en que usamos uno de nuestros activos más valiosos. También se pueden incluir dispositivos de ahorro de agua, como válvulas y cabezales de regadera.

Otras opciones que pueden aliviar la presión en nuestras áreas urbanas densamente pobladas son alternativas como pavimentos permeables que se pueden usar para recolectar agua para lavar autos y regar el jardín.

¿Cómo funciona un sistema de captación de agua de lluvia? La reutilización del agua de lluvia representa recolectar el recurso desde el techo de un edificio o desde cualquier otra superficie. Luego, el agua de lluvia pasa a través de un filtro que elimina los resíduos y se almacena en un tanque de retención colocado bajo tierra o al costado de un edificio. Esta agua almacenada, posteriormente puede ser utilizada en donde se necesite.

Para un uso más integral y eficiente y dado que desde el sistema de captación de agua de lluvia no se obtiene agua potable, se puede integrar un sistema de filtros para ese recurso sea más limpio. Aún así no se recomienda para beberlo.

¿En qué consiste un sistema de captación de agua de lluvia?

 

Sistema de captación pluvial Rotoplas

Un sistema de captación de agua de lluvia incluirá por lo general, los siguientes elementos: Se necesita un tanque de almacenamiento o de retención de agua para almacenar el agua recolectada del techo u otras superficies; los Sistemas de Captación de Agua Rotoplas son la mejor solución.

El tamaño del sistema puede puede variar según el espacio disponible y para lo que será utilizado. Puede ser enterrado bajo tierra o al lado de una casa o edificio. Para una propiedad doméstica, el tanque normalmente será alimentado por las canaletas que rodean la casa. Una unidad de control se utiliza para controlar el nivel de agua en el tanque de retención. Algunos modelos también incluyen accesorios del los cuales se puede obtener información adicional, como por ejemplo la temperatura del agua, la presión de la bomba y hasta un software de diagnóstico de fallas.

Asimismo, en el sistema de captación de agua se utiliza un filtro para evitar que los residuos en el agua (como las hojas y la suciedad) entren al tanque. En la mayoría de los dispositivos de recolección de agua de lluvia de tamaño promedio, se requieren diferentes niveles de filtrado dependiendo del uso eventual del agua recolectada. Por ejemplo, el agua debe ser de mayor calidad si se usa para lavar que si se utiliza para mantener un jardín. Cabe destacar que, en aquellos sistemas que estén enterrados bajo tierra, es necesario emplear una bomba para dirigir el agua hasta dónde se necesite usar.

Por otro lado, será necesario instalar un sistema de tuberías por separado para el suministro de agua recolectada, que se conectará a áreas como el inodoro, regadera o lavadora. Por supuesto, necesitarás un suministro de agua de respaldo. Es de destacar que, como el sistema de recolección de agua de lluvia probablemente no satisfaga o no sea adecuado para toda tu demanda de agua, por lo tanto, deberás estar conectado a la red pública para cubrir esa demanda.

Finalmente, si buscas un sistema de captación de agua de lluvia escoge la propuesta que comercializa Rotoplas. Diseñada para proveer agua para consumo familiar de uso doméstico se destaca por el aprovechamiento integral del agua de lluvia a través de la captación, almacenamiento y uso.

Este sistema ofrece múltiples beneficios, se destaca por su accesibilidad y resuelve las necesidades de abastecimiento y almacenamiento de agua a nivel vivienda en comunidades con rezago. Además es sostenible, eleva la calidad de vida de los beneficiarios, y es amigable con el entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *