3 ventajas de contar con una ducha eléctrica

ducha_electrica Rotoplas

¿Buscas una ducha que garantice un baño placentero? Las duchas eléctricas tienen la ventaja de calentar el agua más rápido, por lo que podrás disfrutar más de tu baño. Descubre cómo funcionan y conoce todos sus beneficios.

¿Qué es una ducha eléctrica?

Empecemos marcando las diferencias. Las duchas convencionales solo expulsan el agua que reciben. Si bien es cierto que algunas son capaces de regular la presión del agua, la propia ducha no puede controlar la temperatura a la que sale el agua. Esta función la realiza un calentador externo, que suele encontrarse en la cocina o el patio, y funciona con electricidad o gas.

La ducha eléctrica, en cambio, sí tiene la capacidad de calentar el agua que recibe, y lo hace de manera instantánea. Lo hace a través de un circuito eléctrico, contenido dentro de la propia ducha. Es importante recordar que para que este circuito funcione, la ducha requiere un cierto nivel de presión de agua.

Conoce lo último en duchas modernas_Mesa de trabajo 1

Las duchas eléctricas son muy útiles para los inmuebles donde no se tiene la opción de instalar un calentador de agua o donde aunque se tenga, el agua tarda mucho tiempo en llegar. Es una solución sencilla y eficaz de asegurar de una ducha caliente cuando se quiera.

Razones para invertir en duchas eléctricas

Hay varias razones por las que muchas personas optan por instalar una ducha eléctrica en su baño. Éstas son algunas de ellas:

  • Tienen un pequeño tanque de agua caliente. Como las duchas mezcladoras y las duchas de alta presión dependen de su calentador para obtener agua caliente, aquellos con tanques más pequeños a veces descubren que no tienen suficiente agua caliente para abastecer a toda la casa cuando llega la hora de la ducha. Las duchas eléctricas solucionan este problema, ya que producen su propia agua caliente.

  • ¿Están construyendo un baño nuevo? Si deseas crear un baño completamente nuevo, es posible que resulte un trabajo más complejo si necesitas conectar tu ducha a un suministro de agua caliente. Pues es mucho más fácil acceder al agua fría, que es todo lo que requiere una ducha eléctrica.

  • Duchas calientes instantáneas. No necesitas esperar a que el agua caliente esté encendida para darte una ducha cuando usas la electricidad. Calientan instantáneamente el agua a pedido, por lo que no hay que esperar.

  • Existe un potencial para el ahorro de energía. Las duchas eléctricas solo calientan el agua que realmente usas. Entonces, especialmente para los hogares más pequeños, esto puede traducirse en una factura de energía más baja. También tienen un índice de flujo más bajo, lo que también puede ayudar a ahorrar a quienes usan medidores de agua. Además, también puede representar un ahorro importante en el pago de agua.

  • ¿Tu casa tiene un calentador mixto? Las duchas eléctricas son adecuadas para prácticamente cualquier tipo de sistema de agua. Sin embargo, son una opción especialmente popular para hogares con calentadores mixtos.

Una ducha eléctrica combina el agua de los suministros de agua fría y caliente y alcanza la temperatura deseada determinada por controles termostáticos. Este tipo de ducha generalmente se instala en casas con baja presión de agua, con agua caliente disponible en un cilindro de almacenamiento.

Uno de los mayores beneficios de una ducha eléctrica es que aún puedes disfrutar de una ducha caliente si se acaba el reservorio o se estropea el calentador. Este tipo de ducha también puede ser útil si tu sistema de plomería existente no puede llegar a áreas específicas de tu hogar.

Cuando se trata de operar una ducha eléctrica, la activarás usando el interruptor maestro de encendido/apagado tirando de un cable en el baño o accionando un interruptor antes de entrar.

Las duchas eléctricas suelen ser una mejor inversión debido a que son más eficientes y desperdician menos agua.

Las duchas eléctricas son un producto que debes tener en cuenta a la hora de diseñar tu baño. Estas duchas cuentan con todas las precauciones de seguridad posibles y se someten a rigurosas pruebas antes de salir a la venta.

Duchas eléctricas: 3 Ventajas

  1. Las duchas eléctricas te permiten encontrar la temperatura perfecta. Las duchas cuentan con un regulador de temperatura muy sencillo e intuitivo. Esto les permite ajustar fácilmente la temperatura del agua, para que sea exactamente como te gusta.

Es cierto que las duchas convencionales también cuentan con un sistema de control que combina agua fría y caliente. Sin embargo, no te permiten regular la temperatura con tanta precisión como las duchas eléctricas. Esto se debe a que el calentador está situado en otra parte de la casa y no tienes acceso a él mientras te duchas.

  1. Son de bajo costo. Otro beneficio es su precio.

Si pensabas que serían más caras porque son más nuevas y de más alta tecnología, piénsalo de nuevo. Las duchas eléctricas están disponibles en una variedad de precios diferentes, que van desde lo económico hasta lo exclusivo.

Ten en cuenta que la fabricación de las duchas eléctricas es más compleja que la de las duchas convencionales. Como resultado, existe una mayor posibilidad de que uno de los muchos componentes funcione mal y deba repararse o reemplazarse. Sin embargo, si lo usas correctamente, no hay razón para que haya una falla.

  1. Las duchas eléctricas son fáciles de instalar.

Aunque tienen un diseño más complejo que las duchas convencionales, las duchas eléctricas son muy fáciles de instalar y no requieren grandes obras. Se conectan en pocos minutos, como sucede con la Ducha Eléctrica Rotoplas, que es de diseño moderno y súper eficiente.

ducha_electrica Rotoplas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.