Tanques para el transporte de líquidos

varias-nodrizas-rotoplas-mexico

El transporte de líquidos manteniendo la integridad del producto y los costos bajos puede ser un desafío. Y con una cantidad de opciones de transporte de sustancias líquidas disponibles, no siempre es fácil determinar cuál será la opción más eficiente y rentable a largo plazo. Conoce estas soluciones.

Tipos de contenedores para transportar líquidos

  1. Tanques de polietileno de baja densidad. Un tanque puede transportar de 6000 a 10,000 litros. Este material es resistente, liviano y anticorrosivo para una larga vida útil y protección de tu carga líquida durante el transporte. Puede almacenar productos de manejo delicado y no peligrosos.

El material es ideal para sustancias líquidas, ya que no altera las propiedades del contenido, no desprende sabor, olor ni color a las mismas.

  1. Los tanques ISO existen desde hace mucho tiempo y su nombre se deriva de los requisitos de fabricación de la Organización Internacional de Normalización. Son tanques cilíndricos de alta presión, sellados al vacío, fabricados con un revestimiento duradero de acero inoxidable.

Estos tanques para el transporte de líquidos son rentables. Son fáciles de mover y apilar desde las fabricas o zonas industriales a los camiones o rieles con solo el equipo de manejo estándar, lo que reduce los costos de almacenamiento y manejo.

El tanque está hecho de material inoxidable que es resistente a la corrosión y puede soportar variaciones de temperatura y presión. Son, por tanto, altamente fiables. Los tanques tienen una larga vida útil y son reutilizables, lo que los hace sostenibles en el tiempo.

Su fuerte material los hace ideales para el transporte de líquidos peligrosos y no peligrosos, incluidos productos químicos corrosivos y combustibles flamables.

Los tanques ISO se utilizan para transportar grandes cargas de hasta 33.000 litros, en forma de líquido, polvo o gas.

Los tanques ISO son adecuados para el transporte marítimo, ferroviario y de automóviles.

  1. Flexitanques. Un flexitank es un equipo especialmente diseñado hecho de material plástico, con una bolsa multicapa, que es apto para el transporte de alimentos líquidos y otros productos no peligrosos. El flexitanque se instala dentro de un contenedor antes de que pueda cargarse a capacidades de 24000 mil litros.

Son ideales para el envío seguro de productos sensibles a la humedad y al oxígeno, como vino, melaza, alcohol, leche y jugos.

Son rentables: su costo de compra es más bajo, reducen los costos de empaque de los productos y ahorran en los costos de transporte, ya que se puede entregar más con los flexitanques en comparación con otros tipos de contenedor. También ocupan menos espacio de almacenamiento que los productos empaquetados, lo que ahorra costes de producción.

Ventajas:

  • Puedes transportar productos corrosivos y de manejo delicado.
  • Tiene una gran capacidad.
  • Adecuado para el transporte marítimo, automotor y ferroviario.
  • Cuentan con un revestimiento para la seguridad de la higiene de los productos, y un diseño especial para garantizar seguridad.
  • El tamaño uniforme hace que los tanques se transporten fácilmente. Una excelente opción es el Tanque Bicapa Rotoplas con capacidad de transportar de 6000 a 10000 litros.

    Tanque Bicapa Rotoplas

Consideraciones que debes tomar en cuenta durante el transporte de líquidos

Para el transporte de sustancias líquidas, lo más importante es utilizar un contenedor fabricado en materiales de alta calidad como lo apuntamos anteriormente. Para agregar protección adicional contra corrosión y contaminación, es mejor que estos incluyan revestimientos y reforzamientos, sobre todo, para sustancias químicas.

La forma de los tanques para el transporte de líquidos también es importante, ya que es necesario que sea compacto para caber en el vehículo. La forma más recomendada es un tanque cilíndrico horizontal. Los Tanques Nodriza de Rotoplas son ideales para esto, ya que distribuyen el líquido en el contenedor e incluyen un sistema rompeolas, lo que da mayor estabilidad al vehículo al evitar que se mueva demasiado.

nodriza-rotoplas-mexico

El cierre de los contenedores de sustancias líquidas también juega un papel fundamental para su transporte, ya que el vehículo podría tener movimientos bruscos, que pueden hacer que el líquido salte y se salga del contenedor. Las fugas por medio de una tapa mal cerrada, no solo provocan pérdidas de la sustancia que repercuten en la economía, pero también pueden ser un peligro y causar accidentes mayores.

Los tanques también requerirán carga y amarre para asegurar que los contenedores no se muevan o caigan. Al cargar contenedores, es vital que se cumplan las pautas específicas de manejo y maniobra.

Seguridad y salud

Los accidentes ocurren, por eso los kits de limpieza de derrames deben estar fácilmente accesibles en caso de emergencia. Si se trata de productos químicos peligrosos, es importante evaluar primero la situación, asegurándose de usar el equipo de protección personal correcto antes de intentar controlar o contener el derrame.

Contar con un plan de respuesta a derrames, un kit de derrames y saber cómo responder ante esta eventualidad es un requisito fundamental y necesario del transporte de líquidos peligrosos.

Para el transporte y almacenamiento más seguro y sensato de productos líquidos, se deben seguir las pautas de mejores prácticas para maquinaria, procesos y sustancias. Estos procesos incluyen:

  • Carga y descarga
  • Peso y soporte de carga
  • Correcto etiquetado de carga peligrosa
  • Pautas de transporte y almacenamiento
  • Contratación de transportistas registrados y competentes para el transporte de mercancías.

Tipos de líquidos

Existen varios tipos de líquidos que requieren precauciones adicionales durante el almacenamiento y el transporte. Algunos aspectos a tener en cuenta son: temperatura a la que se mantienen y almacenan los líquidos, cómo se transportan, con qué se pueden almacenar, y cómo se deben manejar. Estos tipos de líquidos peligrosos incluyen:

  • Sustancias explosivas.
  • Sustancias radioactivas.
  • Riesgos biológicos (sustancias tóxicas)
  • Líquidos inflamables.
  • Corrosivos y combustibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.