3 maneras de conservar el agua en buen estado

6 estrategias para mejorar la salud materna

El agua potable es la primera necesidad pues sin ella no se puede sobrevivir. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), 2100 millones de personas en todo el mundo aún no pueden acceder a fuentes de agua potable dentro de sus hogares.

Sin embargo, existen millones de personas en todo el mundo que no tienen acceso al agua potable. Conoce cuáles son las formas más eficientes para conservar el agua en buen estado y cómo puedes ahorrar agua en casa.

4 razones por las que todo el mundo merece agua potable limpia

  1. Proporciona nutrición. El agua es vida. Las personas necesitan estar adecuadamente hidratadas para que sus sistemas fisiológicos funcionen. Debe ser agua limpia, pura, transparente y saludable.



  2. Previene enfermedades. Las condiciones médicas mortales como el cólera, la fiebre tifoidea y la hepatitis ocurren debido al consumo o la presencia de agua contaminada.

  3. Necesaria para la agricultura y la producción de alimentos. Cuando se trata de la producción de alimentos, el agua limpia es una aliada esencial. El agua con la que se riega los cultivos debe ser limpia y no presentar ningún agente contaminante. De esa manera, se asegura la calidad de los productos y se previenen todo tipo de enfermedades.

    Necesaria para la agricultura

  4. Instalaciones de saneamiento mejoradas. El agua limpia no solo es necesaria para beber, sino también para fines sanitarios. Lo mismo ocurre con la cocina, la limpieza y otras tareas similares que son parte integral de nuestras vidas.

Claves para conservar el agua en buen estado  

El mantenimiento regular de todo el sistema, desde el techo hasta el tanque y el grifo, es la clave para una buena calidad del agua para tu hogar.

  1. Asegúrate de que tu tanque de agua tenga una tapa hermética para evitar que la luz llegue al agua, ya que la luz estimula el crecimiento de bacterias y algas. La tapa debe tener una trampilla sellada herméticamente para permitir el acceso al tanque con fines de limpieza e inspección.
  2. Cada seis meses o una vez al año, dependiendo la calidad de agua de la zona, realiza el mantenimiento adecuado al tanque de agua. Revisa si existen fugas, roturas o formación de algas. Es la mejor forma de comprar la eficiencia de tus instalaciones y el buen estado del agua.

  3. Adquiere tanques de agua que sean de calidad. Elige productos resistentes y duraderos que incluyan tecnología eficiente como los de Rotoplas. También escoge soluciones de bajo mantenimiento.

Para conservar el agua, nada mejor que ahorrar

Ahorra agua en el baño. Ejecuta siempre cargas completas al lavar la ropa, para hacer los lavados más eficientes.

Omite el enjuague adicional. Si bien muchas lavadoras tienen esa opción, puedes omitirla para ahorrar agua. Si puedes cambiar a una lavadora eficiente, eso puede hacerte ahorrar más de 27 mil litros de agua por hogar por año.

Reutiliza las toallas colgándolas para que se sequen después de usarse, así no tienes que lavar las toallas después de cada ducha.

En espacios al aire libre. Para conservar agua en el jardín, elige plantas y arbustos resistentes a la sequía. Si realmente debes regar el césped, configura tu aspersor a una salida más baja para que solo el césped reciba agua.

Además, siempre riega el césped por la mañana o más tarde por la noche, cuando no hay tanto sol y está más fresco. De esta manera, reduces las posibilidades de evaporación ya que el suelo está mucho más frío.

Intenta usar una regadera en lugar de una manguera, ya que es una forma ideal para regar las plantas sin demasiado derroche de ese recurso.

Ahorra agua en la cocina. Otra manera de conservar el agua es utilizar el triturador de basura con moderación. También reutiliza los desechos domésticos para hacer abono, en lugar de usar el triturador de basura para eliminar las sobras no deseadas.

La preparación de alimentos tiende a consumir mucha agua. Si usas agua dentro de la casa para lavar verduras o frutas, luego reutilízala para regar las plantas de interior o las del patio trasero.

Cuando permanezcas en la casa durante el día, por ejemplo, durante la pandemia, elige un vaso y una taza en lugar de usar diferentes utensilios. Al hacer esto, ahorrarás agua en lavar los platos.

No enciendas el lavavajillas a menos que esté lleno, ya que es más económico y ayudará a conservar agua. También debes usar accesorios de bajo flujo en tus duchas y grifos para reducir la salida de agua.

Conserva el agua en el hogar. Toma duchas más cortas y evita los baños porque llenar la bañera consume mucha agua.

Para ahorrar aún más agua y tiempo (especialmente por la mañana), puedes lavarte la cara y cepillarte los dientes mientras te duchas.

Elige un inodoro de alta eficiencia. Los inodoros más antiguos consumen hasta 26 litros por descarga. Complementariamente, instala aireadores de grifos porque reducen el uso de agua y revisa todos los grifos y tuberías de agua en busca de fugas.

Las fugas de agua afectan tu presupuesto. Colocar colorante para alimentos en el tanque del inodoro o en la cisterna alertará sobre cualquier fuga que puedas tener. Si el tinte se filtra en el inodoro, sabrás que tienes una fuga y la podrás reparar.

Arreglar una fuga puede ahorrar alrededor de 4000 litros de agua al mes. Por eso, recuerda: siempre soluciona las fugas tan pronto como las notes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *