6 beneficios de recoger agua de lluvia

6 beneficios de recoger agua de lluvia

Además de disminuir significativamente tu gasto en agua municipal, recoger agua de lluvia tiene muchos beneficios para ti y para el medio ambiente. Para lograr captar la lluvia se emplean sistemas asequibles, y el agua recolectada se puede destinar a diferentes tipos de usos.

Recolectar agua de lluvia: simple y ventajoso

La recolección de agua de lluvia es una función simple, para nada es complicada. A lo largo de la historia, personas de todo el mundo han estado recolectando agua de lluvia y dándole un buen uso. La clave es hacerlo bien y planificar qué tipo de sistema quieres y para qué se necesita usar el agua, antes de instalarlo.

Los sistemas de recolección de agua de lluvia pueden ser para uso doméstico, que incluye conexión a los inodoros, suministro para la lavadora, un grifo externo para uso en el jardín y mucho más.

Puedes ahorrar hasta un 50% del consumo de agua de la red utilizando agua de lluvia. Esto es excelente para el medio ambiente, ya que estás reduciendo la demanda de agua de red y sustituyéndola por un recurso natural.

La instalación de un sistema de recolección de agua de lluvia puede hacerte ahorrar dinero. Además el agua de lluvia es blanda, en comparación con el agua de la red, que es más dura. Por lo que no necesitarás comprar suavizantes de ropa para lavar y no harás que se acumule cal en tu lavadora, lo que reducirá el riesgo de tus electrodoméstico a descomponerse debido a la acumulación de cal.

Ventajas de recoger agua de lluvia

Cualquiera puede instalar un sistema para recoger agua de lluvia en una propiedad. Desde tener un simple tanque de almacenamiento de agua hasta una solución más completa con tuberías y un sistema de riego en la propiedad, hay varias opciones. Pero ¿cuáles son sus ventajas?.

1.Disminuye el uso de la energía y reduce las emisiones de carbono

Para tratar el agua y bombearla alrededor del sistema se utiliza mucha energía. Por lo tanto, las plantas de tratamiento de agua emiten carbono al tratar y transportar el agua. Cuando recolectas y usas agua de lluvia, ahorras la energía utilizada y reduces el carbono emitido al medio ambiente.

  1. Reduce la escorrentía

Recoger agua de lluvia reduce la cantidad de agua de escorrentía que de otro modo habría terminado en el sistema de alcantarillado. Cuando hay un exceso de escorrentía y el sistema de alcantarillado no puede manejar el volumen, las aguas residuales sin tratar se descargan en el área.

En las ciudades, el 90% del agua de lluvia, por lo general, termina siendo agua de escorrentía debido a las superficies selladas como estacionamientos y carreteras. La recolección de agua de lluvia  ayuda a reducir la escorrentía y, en consecuencia, alivia el sistema de alcantarillado.

Además reduce la contaminación del suelo por pesticidas y otros químicos. También disminuye la erosión de las orillas de los arroyos y los deslizamientos de tierra, entre otros problemas.

  1. Reabastece los suministros de agua subterránea

Recoger agua de lluvia, para su uso en jardines, reducirá los efectos de las aguas pluviales, ya que la mantendrá en un solo lugar. Cuando la utilices, más tarde, en tu jardín, el agua regresará al suelo. Por lo tanto, estarás recargando el agua subterránea al mismo tiempo que hidratarás el suelo. En ese proceso, restaura el paso de infiltración roto en el ciclo hidrológico.

6 beneficios de recoger agua de lluvia

  1. Reduce la sobreexplotación de aguas subterráneas

Los depósitos de agua y las aguas subterráneas suelen estar sobreexplotados. La mayoría de la gente depende del agua de pozo o incluso del agua bombeada y tratada de un lago o presa.

Cuando recolectas agua de lluvia para satisfacer tus necesidades de agua, estarás disminuyendo el sobregiro en estos sistemas ya estresados.

  1. Se obtienen suelos y plantas más saludables

El agua de lluvia es la fuente de hidratación preferida de las plantas. Está libre de productos químicos y sales típicos de cualquier agua tratada. Estos productos químicos alteran la composición química del suelo, lo que tiene un efecto directo sobre las plantas.

plantas saludables

Además, el agua de lluvia tiene un pH equilibrado que requieren las plantas. Los químicos en el agua tratada alteran el pH del suelo.

En consecuencia, es posible que las plantas no sean lo suficientemente saludables. El uso de agua de lluvia asegurará suelos y plantas saludables incluso para el consumo.

  1. Es económico y de bajo mantenimiento

Un sistema para recoger agua de lluvia ofrece una mejor y más eficiente utilización de los recursos energéticos. Es importante porque el agua potable generalmente no es renovable, por lo que también se reduce el desperdicio.

Los sistemas utilizados para la recolección de agua se basan en técnicas sencillas y de muy fácil mantenimiento. Los gastos generales utilizados para configurar los métodos de recolección son mucho más baratos en comparación con otros medios de bombeo. Además, su mantenimiento es bajo y asequible. Por ejemplo, una gran solución es el Sistema de Captación Pluvial de Rotoplas.

Un sistema de recolección de agua de lluvia reducirá inmediatamente las facturas de tus servicios públicos, es una solución ecológica que se puede aplicar tanto en propiedades residenciales como comerciales.

También es eficiente. La recolección de agua de lluvia permite recolectar grandes cantidades de agua. La mayoría de los tejados proporcionan la plataforma necesaria para recolectar agua. Y otro plus: el agua de lluvia generalmente no contiene productos químicos nocivos, lo que la hace ideal para utilizar en el riego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.