Baño húmedo Rotoplas. Cómo funciona y sus beneficios

Baño húmedo Rotoplas

Actualmente, en Centroamérica aproximadamente 8 millones de personas no tienen acceso al agua potable y 12 millones de personas no cuentan con infraestructura e instalaciones de saneamiento. Esa situación contamina el medio ambiente y origina graves problemas a la salud.

Si buscas una solución integral a la falta de drenaje prueba el Baño Húmedo de Rotoplas. Diseñado para aquellos lugares en los que no existe saneamiento y hay ausencia de letrina o baño, el Baño Húmedo es la solución perfecta e integral frente a la falta de drenaje.

El Baño Húmedo Rotoplas es sinónimo de calidad, provee al usuario de higiene, salud, privacidad y seguridad; además cuida el medio ambiente pues no contamina.

Su diseño es hermético y cuenta con un tanque de 450 litros, un Biodigestor Autolimpiable de 600 litros, Tubería Tuboplus Sanitaria e Hidráulica, registro de lodos, sanitario y caseta de fibra de vidrio antibacterial.

¿Cómo funciona el Baño Húmedo Rotoplas?
Tanque Autolimpiable Rotoplas

El funcionamiento del Baño Húmedo Rotoplas es muy sencillo, el tanque de agua provee ese recurso al sistema el cual se complementa con un Biodigestor Autolimpiable. La caseta incluye un sanitario y un lavamanos, en tanto el Biodogestor realiza un tratamiento del agua residual evitando, de esa manera, la contaminación de las fuentes de agua.

Para instalar un Baño Húmedo Rotoplas, primero, tiene que realizarse una nivelación del terreno. Luego debe trazarse un cuadrado de 1.40 x 1.40 metros que es donde se instalará la caseta. Después tiene que cavarse un pozo para colocar el biodigestor, el registro de lodos y el pozo de absorción. Asimismo, tiene que efectuarse una zanja para la tubería, con una inclinación de 1.5 %.

En un segundo paso se realiza el armado de la tubería de salida, después se efectúa el armado de cimbra para armado de plantilla cuya profundidad es de 10 cm. Luego, se coloca la caseta y en su interior el WC.

Para colocar el Biodigestor Rotoplas tras la excavación, se debe nivelar el terreno. Una vez colocado, se llena de agua. Luego se cubre hasta la mitad con la tierra de la excavación. Después se procede a realizar las instalaciones necesarias. De igual forma, se instala el registro de lodos. Más tarde se efectúan las conexiones con tuberías diseñadas, especialmente, para tal fin.

Tras conectar el biodigestor con el WC, registro de lodos y pozo de absorción, se realiza la instalación del Tanque Rotoplas en la parte superior de la caseta del Baño Húmedo Rotoplas y el lavamanos.

Finalmente, se realizan las pruebas necesarias para un correcto funcionamiento. En ese sentido, verifica que una vez lleno el depósito no existan fugas a través de los tornillos de sujeción a la taza. Revisa que la válvula de llenado cierre el paso del agua hacia el tanque. Esto se puede hacer de forma manual, elevando el flotador y verificando que el agua deje de fluir. La válvula de llenado debe quedar calibrada a la marca que indica el tanque, garantizando que no se desperdicie agua a través del rebosadero.

También revisa que no exista fuga de agua desde el tanque hacia la taza a través del sapo, esto se puede realizar añadiendo un poco de anilina o colorante natural al agua y observando que no exista flujo dentro de la taza. Después prueba el biodigestor autolimpiable, el Registro de Lodos y las tuberías hidráulicas.

Beneficios del Baño Húmedo Rotoplas

El Baño Húmedo Rotoplas ofrece números beneficios al bienestar general de las personas. Saludable, resuelve la necesidad de saneamiento unifamiliar a falta de drenaje y escusado en zonas con mayor marginación.

Además, sustituye la utilización de letrinas y fosas sépticas, reduciendo así focos de infección y eliminando olores y fauna nociva.

El Baño Húmedo Rotoplas es higiénico ya que su uso contribuye a reducir el riesgo de contraer enfermedades gastrointestinales gracias al manejo adecuado de aguas residuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.