¿Cómo aprovechar el agua de lluvia?

¿Cómo aprovechar el agua de lluvia_-01

Utilizar el agua de lluvia no es una idea descabellada ni novedosa. Los seres humanos hemos aprovechado este recurso desde épocas inmemoriales, pero perdimos la costumbre cuando comenzamos a vivir en centros urbanizados, donde los embalses y otros sistemas lo hacen por nosotros.

Sin embargo, en la actualidad nos estamos preocupando más por la forma en que consumimos recursos, somos más conscientes y queremos hacer una diferencia para ayudar a frenar el daño producido por el consumo desenfrenado del pasado. Dentro de estas iniciativas sustentables se destaca el uso y aprovechamiento del agua de lluvia.

agua de lluvia

Existen diversas razones para desear instalar un sistema de captación pluvial y muchas ventajas para el ambiente y tu economía, si las conoces seguro considerarás tener uno para tu hogar.

Beneficios de aprovechar el agua de lluvia

– Ahorrar dinero: al reducir el consumo de agua potable, disminuirá significativamente el monto de tu factura de agua mensual. Con una pequeña inversión en un sistema de captación pluvial puedes satisfacer por completo las demandas de este recurso dentro de tu hogar.

– Suministro estable e independiente: ya sea que vivas en un lugar retirado, donde el suministro de agua es inconstante o inexistente y dependas de tanques o pipas; o ya sea que estés en la ciudad pero no confíes en el nivel de limpieza del agua que viene del acueducto, un sistema de captación pluvial te proporcionará una reserva de agua propia, independiente y descentralizada.

Suministro estable e independiente

– Buena calidad físico – química
: el agua de lluvia no tiene depósitos de cal, carece de químicos y puede usarse con confianza en actividades donde no requieras agua purificada, como limpiar, ducharse, lavar ropa, regar las plantas y otras. Si complementas el sistema con un filtro purificador, entonces puedes consumirla de forma segura.

– Disminuyes el consumo de agua potable: disminuir el consumo de agua potable en el hogar es una estrategia fundamental si queremos contribuir a disminuir el impacto ecológico de los seres humanos en la tierra. Utilizar el agua de lluvia nos permite alcanzar la meta del ahorro sin tener que afectar de forma negativa tu estilo de vida.

Cómo aprovechar el agua de lluvia

Existen distinto métodos para recoger el agua de lluvia y aprovecharlo en tu hogar posteriormente. El más sencillo de todos es la ubicación de recipientes de gran capacidad en el exterior, para que se llenen con la lluvia. Se recomienda emplear cubos y otros recipientes de arcilla o cerámica, pues estos a diferencia del plástico, no aceleran el crecimiento bacteriano. No es muy funcional, ocupa mucho espacio, pero puede funcionar, aunque es posible que también caigan hojas, insectos y otras impurezas en el agua, así que sólo podrás usarla para regar y tareas similares.

Hay quienes utilizan cadenas de lluvia, que son cadenas decorativas que cuelgan del desagüe de las canaletas del techo para guiarla hacia un cubo, tanque o recipiente donde será almacenada. Esta es una opción un poco más estética, aunque sigue presentando el inconveniente de los pequeños residuos que caerán en el agua.

Si de verdad quieres hacer una diferencia en tu consumo de agua potable o tener un sistema independiente y descentralizado para suministrar agua en tu hogar, la recomendación es invertir en un sistema de captación pluvial de Rotoplas. Es algo sencillo, fácil de instalar, no requiere electricidad y te permitirá aprovechar hasta la última gota de agua de lluvia.

Cómo funciona el sistema de captación pluvial

A través de canales que se instalan alrededor del techo de tu casa, se recoge el agua de lluvia y se redirige a un tanque de agua, donde se almacenará de forma segura. La diferencia radica en que el sistema posee dos filtros que evitan el ingreso de hojas secas, insectos y otras impurezas. El agua de lluvia recolectada se guarda en un tanque Rotoplas de polietileno de una sola pieza, que garantiza su durabilidad y almacenamiento higiénico, pues evita el crecimiento bacteriano.

El sistema de captación pluvial Rotoplas no utiliza energía eléctrica, pues incluye una bomba manual que permitirá extraer el agua de forma sencilla y rápida, sin afectar tu presupuesto y manteniendo su premisa de sustentabilidad y cuidado del medio ambiente. Si lo complementas con un sistema de purificación, pues podrás cubrir por completo las necesidades del hogar.

El rendimiento del tanque dependerá de la capacidad que escojas al momento de instalarlo, pero puedes hacer el cálculo de que se utilizan unos 100 a 150 lts por persona al día. Una lluvia rápida de unos 30 Lts/mts2 puede hacerte recoger unos 4500 lts, así que no necesitas estar en una zona de precipitaciones abundantes y muy frecuentes para poder aprovechar este sistema.

Reciclar el agua de lluvia, sin importar si lo haces instalando recipientes en el exterior de tu hogar o si decides invertir en un sistema más extensivo, siempre tendrá un impacto positivo en tu bolsillo y en el medio ambiente. Cada gesto cuenta cuando se trata de proteger el planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *