¿Cómo aprovechar las lluvias en Guatemala?

Cómo aprovechar las lluvias en Guatemala

Las lluvias en Guatemala son más frecuentes durante los meses de junio, julio, agosto, septiembre y octubre. En promedio, junio es el mes más lluvioso; la cantidad promedio anual supera los 100 días de lluvia. Con tanta agua a disposición ¿por qué no aprovecharla? Conoce cómo se puede reutilizar el agua de lluvia y cuáles son sus ventajas.

¿Por qué es importante utilizar agua de lluvia?

Acceso al agua. El agua cubre casi la mayor parte de la Tierra. Pero la cantidad disponible para su uso es menos del 10 por ciento de lo que contiene, pues muchas de las fuentes de extracción se encuentran contaminadas y el resto es agua salada.

Esto provoca la escasez de agua en muchas regiones del mundo, profundizando aún más la desigualdad social.  Recolectar agua de lluvia es una alternativa para subsanar los problemas de acceso al agua.

Mejor calidad. La recolección de agua de lluvia es un suministro de agua alternativo (y por muchas razones mejor) al suministro de agua superficial normal de los reservorios, o al suministro de agua subterránea de los pozos extraídos de los acuíferos subterráneos.

Conoce el sistema de captación de agua de lluvia casero de Rotoplas

Según el periódico El País, la mayoría de los mantos acuíferos del mundo, se encuentran sobre explotados.

Reduce la demanda. En conjunto, el agua de lluvia tiene un impacto importante en el suministro de agua y se ha demostrado que sirve para reducir la demanda de agua municipal lo suficiente, como para que los nuevos proyectos de abastecimiento público de agua sean necesarios.

Disminuye el uso de energía. Los proyectos de infraestructura para aumentar el suministro de agua utilizan cantidades masivas de energía y recursos naturales, además del costo obvio para los contribuyentes. La recolección de agua de lluvia ayuda a minimizar la necesidad de estos proyectos.

El tratamiento y el bombeo de agua municipal constituyen un alto porcentaje del consumo de energía. Los sistemas de agua de lluvia disminuyen este uso de energía y causan un impacto menor en el entorno.

Ventajas de aprovechar el agua de lluvia

Reduce las inundaciones y la erosión. La recolección de agua de lluvia ayuda al medio ambiente de varias maneras. Para empezar, reduce la erosión alrededor de bajantes y jardines, pues cuando el agua no se infiltra hacia el subsuelo, arrastra por todo el suelo hasta encontrar una salida. Su recolección y almacenamiento, puede evitar inundaciones y encharcamientos, que comunmente se ve en las ciudades.

El agua de lluvia no produce incrustaciones ni corrosión como lo hace el agua dura. Al prevenir la escorrentía de agua de lluvia, significa que prevenimos la contaminación del suelo causada por químicos. Además, evitamos que las enfermedades transmitidas por el agua se propaguen debido a las continuas inundaciones.

Reduce el recibo de agua. La recolección de agua de lluvia no solo ayudará a las personas a ahorrar en sus facturas de agua, sino que también disminuye los costos para comunidades enteras. El costo de suministro de la red y los servicios de agua en general puede disminuir sustancialmente cuando muchas personas en una comunidad usan agua de lluvia.

Tener una fuente de agua también reduce la dependencia de fuentes municipales, en caso de que el agua se contamine o haya cortes al suministro. El agua de lluvia se utiliza como fuente primaria de agua o como fuente de respaldo cuando sea necesario.

Reduce la demanda de agua subterránea. Las fuentes de agua subterránea se están filtrando cada vez más en muchas áreas de todo el mundo. Cavar pozos más profundos no solo es costoso, sino que puede causar daños ambientales, como el colapso del suelo donde solía estar el agua. Por esto ( y mucho más) tiene sentido utilizar fuentes de agua de lluvia siempre que sea posible. El agua de lluvia recolectada se puede almacenar y luego usar durante épocas de sequía y cuando los suministros de agua subterránea se han agotado.

Reduce el consumo de agua potable. Todas las actividades que desarrollamos a diario requieren grandes cantidades de agua. Desde lavar la ropa y los platos, hasta bañarse y tirar la descarga del inodoro, el agua de lluvia se puede utilizar para todas estas acciones.

Además el agua de lluvia es suave y puede reducir la necesidad de detergentes al lavar la ropa y los platos. El agua de lluvia también se puede usar para lavar vehículos, bañar mascotas y para realizar casi toda la limpieza del hogar.

Puede mejorar el crecimiento de las plantas. El agua de las precipitaciones sirve para nutrir plantas y jardines. Al usar agua de lluvia se elimina la acumulación de sal de las plantas y el suelo. Además esta agua suele estar libre de varios tipos de químicos que en ocasiones pueden encontrarse en el suministro público.

plantas saludables

La lluvia también está libre de cloración. El uso de agua limpia y saludable para las plantas y los árboles permite ahorrar dinero en el mantenimiento general de una propiedad y suplir las necesidades de jardinería.

¿En qué consiste un sistema de captación pluvial?

La captación y almacenamiento de agua de lluvia se realiza tanto en áreas rurales como urbanas, y brinda muchos beneficios a las personas, comunidades y al medio ambiente.

Las soluciones para captar agua lluvia suelen ser muy eficacez. Por lo general, consisten en un sistema de canales y bajadas que se ubican en los techos de las propiedades. Se completan con un tanque de almacenamiento, que sirve para recolectar y guardar el agua de forma segura.

Si bien, los sistemas de captación pluvial requieren un mantenimiento regular,  la mayoría de las personas pueden instalar y limpiar estos sistemas sin demasiados inconvenientes.

En Rotoplas contamos  con tanques de almacenamiento de gran capacidad que son ideales para almacenar el agua de lluvia, pues permite almacenar el agua y usar ese recurso para días, semanas o meses posteriores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *