¿Cómo mejorar las características del agua?

Cómo mejorar las características del agua

A veces un cambio repentino en el color, el sabor o el olor del agua podría indicar un problema en su calidad. Conoce cómo mejorar las características del agua y así evitar grandes consecuencias en la salud.

Características del agua

El agua es un elemento que no tiene sabor, olor ni color. Estos los toma del contenedor en donde esté o de las sustancias con las que entra en contacto. Mientras más natural sea el agua, más tendrá sus características originales.

¿Cómo aprovechar el agua de lluvia_-01

Si el agua que consumes tiene un olor, un sabor o un color, significa que hay algún problema. El primer paso para resolverlo un problema de calidad del agua es identificar dónde se origina, es decir, si proviene de un suministro público o de un lugar aislado. Una forma de saberlo es preguntar a otras personas de tu vecindario si tienen un problema similar. Otra es comunicarse con la compañía de suministro de agua o llamar a un fontanero para que revise las instalaciones.

Si notas un cambio en las características del agua como por ejemplo, un color u olor desagradable es probable que el agua se esté contaminando con algo, por lo que será necesario investigar más.

¿Qué problemas afectan las características del agua?

Color en el agua. Si el agua cambia de color repentinamente, sin importar el color que tenga, podría causar un problema de salud. Es probable que algo haya alterado el flujo de agua en la tubería principal, como una rotura de línea, o una plomería que haya permitido que el agua no potable se mezcle con la misma. Lo mejor es que te comuniques con la empresa que te brinda el servicio e investiguen qué es lo que sucede.

¿Qué podría causar los colores en el agua?

Agua verde o azul. Puede ser causado por la corrosión de las tuberías de cobre; el agua que gotea dejará una mancha verde azulada en los accesorios de porcelana.

Recuerda que ciertos metales, que pueden ser arrastrados por el agua potable debido a la corrosión, como el cobre o el plomo de las tuberías, pueden representar un problema de salud.

Cuando hay un problema de corrosión generalmente el agua también tiene un olor metálico. Lo ideal sería revisar las tuberías para identificar dónde se encuentra el problema.

tubería

Agua negra o marrón oscura. Los colores oscuros en el agua se producen por la presencia de lodos o sedimentos, sobre todo si se siente terrosa. En ocasiones puede ser que la salida del agua esté un poco sucia, sin embargo, si el agua no se normaliza después de unos minutos de es mejor revisar tanto los contenedores de agua como tinacos y tanques, o llamar a un profesional para revisar las tuberías.

Recuerda que los tanques de almacenamiento de agua deben de limpiarse cada 6 meses para evitar la acumulación de sedimentos en el fondo.

Agua marrón, roja, naranja o amarilla.  Estos colores en el agua pueden deberse a una oxidación del hierro. Es común en tuberías de hierro galvanizado, acero o hierro fundido, en una casa o negocio, o en la tubería principal de agua.

Agua blanca lechosa o turbia. Puede deberse a pequeñas burbujas de aire. ¿Cómo saber de qué se trata? Si el agua se ve blanca, llena un vaso transparente con agua y colócalo sobre la encimera. Si el agua, primero, comienza a aclararse en el fondo del vaso significa que las tuberías tienen aire atrapado. No es una amenaza para la salud y debería desaparecer en unos minutos.

Si tienes tu propio pozo, el sistema de bombeo puede estar causando que el agua se vea lechosa o turbia. Por eso, es posible que necesites un profesional calificado para determinar cómo corregirlo.

Problemas de sabor y olor en el agua

Sabor metálico. El hierro o cobre pueden filtrarse al agua de las tuberías. Los metales menos comunes, como el zinc y el manganeso, también podrían ser un problema.

Sabor salado. Los altos niveles de sodio, magnesio o potasio pueden generar un sabor salado en el agua. Si vives en una zona costera, es posible que el agua de mar se filtre en el suministro de agua dulce.

Sabor u olor a cloro, químicos o medicinales. Agregar cloro al agua o la interacción del cloro con una acumulación de materia orgánica en tu sistema de plomería puede producir un olor muy fuerte. Revisa las concentraciones para descartar riesgos a la salud.

Olor a azufre o huevo podrido. Las bacterias que crecen en el desagüe del fregadero o en el calentador de agua pueden causar mal olor. El sulfuro de hidrógeno, que se encuentra naturalmente en tu suministro de agua, también puede originar este olor desagradable.

Olor a moho, a humedad, a tierra, a hierba o a pescado. Las bacterias que crecen en el desagüe de un fregadero pueden causar mal olor. Puedes evaluar la fuente de este problema poniendo una pequeña cantidad de agua en un vaso estrecho, alejándote del fregadero, haciendo girar el agua dentro del vaso y oliéndole. Si el agua tiene olor, la fuente podría ser materia orgánica en el agua potable. Esta situación puede afectar el sabor y el olor del agua incluso en concentraciones muy bajas, y puede poner en riesgo la salud.

¿Cómo mejorar la calidad del agua?

  • Revisa el lugar dónde la almacenas. Como se mencionó anteriormente, es necesario guardar el agua en contenedores especializados como los tanques de almacenamiento de agua Rotoplas. Estos cuentan con una tapa hermética que evita la entrada de contaminantes. Es necesario realizar una limpieza de los mismos, al menos una vez al año para remover los sedimentos.

    Tanque bicapa Rotoplas

  • Agrega un filtro. Instalar un filtro en la entrada del agua hacia tu hogar, ayudará a evitar el paso de sedimentos o partículas sólidas.

  • La mejor manera de reducir el mal sabor y olor del agua es instalando purificadores de agua de Rotoplas. Estos dispositivos regresarán las características naturales del agua y su calidad, para que sea apta para beber.

Complementariamente, para mejorar la calidad del agua, es importante que un profesional revise tus instalaciones y tanques de agua, al menos dos veces al año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *