Cómo funcionan los depósitos de agua y cuáles son sus beneficios

Los depósitos de agua son una solución par almacenar agua y abastecer el suministro sin mayor problema

Prácticos y eficientes, los depósitos de agua son una buena solución para complementar las instalaciones hidráulicas en el  hogar. Sirven para almacenar agua y son una gran alternativa en ciudades en donde ese recurso se interrumpe con frecuencia y es escaso. También son una gran alternativa para recolectar agua de lluvia.

Otro tipo de depósitos de agua son las nodrizas, sirven para almacenar líquidos: agua, sustancias químicas o alimentos, se pueden transportar  fácilmente en remolques y tienen capacidades de 1,000 hasta 5,000 litros. Estos tanques horizontales se utilizan mucho en el sector comercial e industrial.

¿Cómo funcionan los depósitos de agua?

Una solución a los problemas de escasez de agua es almacenarla en depósitos de agua para tener el servicio en el momento que se requiera

En una casa o cualquier otro tipo de inmueble es recomendable contar con un tanque para el almacenamiento de agua. Existen varios tamaños para diferentes capacidades  y su funcionamiento es simple: almacena líquido en las mejores condiciones para ser utilizado y satisfacer necesidades hidráulicas. La mayoría de ellos son de forma cilíndrica y se diseñan de manera vertical u horizontal. Dependiendo su uso se pueden instalar bajo tierra, a nivel de piso o de manera elevada. Es un método de abastecimiento de la red hidráulica y requieren de mantenimiento para que el agua siempre este disponible.

Una vez que el agua es conducida a través de la red de servicio público a los inmuebles se coloca en tanques de almacenamiento. Los más utilizados son las cisternas -subterráneas o a nivel- y los tanques elevados. Sólo es necesario conectar el ramal principal a una válvula sin fin y a un flotador para regular el ingreso de agua. En el caso de los tanques elevados cuando  la presión del agua no es suficiente se debe colocar un sistema de bombeo que suba el agua hasta el tanque.

En muchos casos se utilizan ambos tipos de depósitos de agua lo que determina un mayor volumen de agua a almacenar. Se debe conectar la red hidráulica a una cisterna, misma que debe instalarse a una bomba para que suministre el agua hacia los tanques. Por lo general las cisternas, que son depósitos de agua, son de un mayor volumen: esto debido al peso que genera el agua y que, sobre una estructura, representa una carga importante.

Los depósitos de agua, en la actualidad, se hacen con materiales sintéticos que permiten conservar la temperatura del líquido, así como proporcionar superficies ultra lisas al interior para evitar que se formen hongos o algas. Por ejemplo: los Tanques Rotoplas están diseñados con Filtro Hydronet que impide el paso de sedimentos o tierra, este sistema permite que el agua que recibas este limpia y de mejor calidad, cuentan con Tecnología Expel que impide la reproducción de bacterias, estos productos son una buena opción para tu hogar. También es recomendable darle mantenimiento una o dos veces por año dependiendo el tipo de tanque y el lugar donde se encuentre instalado.

El principal beneficio de contar con tanques o cisternas de almacenamiento es que se puedas tener acceso al agua en cualquier momento. En muchos lugares el agua es escasa por lo que los tanques de almacenamiento son de primera necesidad.

En el caso de las nodrizas, que son otro tipo de depósitos de agua, se pueden colocar en cualquier remolque o transporte y sirven para trasladar líquidos, alimentos o químicos de un lugar a otro. Son resistentes, flexibles  y fáciles de transportar, tiene una amplia gama de opciones de capacidad, se pueden adaptar a  distintas necesidades. Las Nodrizas Rotoplas tienen Tecnología ligera y están fabricadas en una sola pieza, además cuentan con un sistema rompeolas (capacidades de 2,000 a 5,000 litros) que permite mantener la estabilidad del vehículo y así evitar derrames o algún accidente. Hay nodrizas horizontales y elípticas.

Beneficios de los depósitos de agua

Rotoplas tiene una variedad en depósitos de agua, son productos fabricados con la más alta calidad y garantía

Eficiencia: la escasez de agua es un problema que cada vez se agudiza más en algunas poblaciones.  En muchas ciudades las interrupciones del suministro son habituales. Los depósitos de agua se convierten en la mejor solución para almacenar agua y poder utilizarla cuando ya no hay servicio en la red. Son eficientes porque, gracias a su tecnología, resisten a las inclemencias meteorológicas, no se fisuran y se pueden adaptar fácilmente a las instalaciones hidráulicas. Rotoplas utiliza la mejor tecnología probada para garantizar su durabilidad y resistencia. Son un gran complemento para el hogar y no requieren demasiado mantenimiento.

Ahorro: el ahorro de agua es muy importante y, cada vez, se debe hacer más consciencia  en cuidar de ese vital líquido, ya que es un recurso no renovable. Es por eso que siempre se debe hacer un uso racional del agua. Una buena forma de ponerlo en práctica es instalando depósitos de agua que permiten almacenar líquidos y tenerlos a disposición cuando se requiera. Al igual que los depósitos de agua, las nodrizas también sirven para ese fin y ofrecen beneficios similares, con el plus que el recurso que se almacena se puede transportar sin problemas.

Seguridad y capacidad: La instalación y mantenimiento de los depósitos de agua, incluidas las nodrizas, es relativamente sencillo. El almacenamiento del agua es seguro gracias a que están diseñados y fabricados para evitar desperdicio y mantener el agua en buenas condiciones y de buena calidad. La capacidad varía dependiendo el tamaño y pueden almacenar de 1,000 hasta 5,000 litros, de acuerdo a tus necesidades. Podrás tener un buen abastecimiento de agua sin problema. En Rotoplas encontrarás estos productos  y más soluciones para tus instalaciones hidráulicas  con garantía de calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.