Conoce la cisterna 6000 litros de Rotoplas

Las cisternas son tanques que se encuentran en todo tipo de construcciones: residenciales, institucionales, comerciales o industriales. Una cisterna está diseñada para actuar como un depósito de agua, reteniendo el agua hasta que se necesita. Conoce cómo elegir la mejor cisterna y porque la cisterna 6000 litros de Rotoplas es la mejor solución.

¿En qué consiste una cisterna?  

Una cisterna es un recipiente de gran capacidad para almacenar agua. Se pueden utilizar como el recipiente único para contener agua o como un complemento si se tienen tanques elevados. Son de mucha utilidad no sólo si se cuenta con tinacos, pues aumentan considerablemente la cantidad de guardado de agua para casas, negocios o industria.



Las cisternas suelen colocarse bajo el nivel de calle. Los motivos principales para ubicarlas bajo tierra son su peso y la presión del agua en el suministro. Los tanques suelen tener diversas capacidades que van desde los 2,800 hasta los 10,000 litros. Es por eso que el terreno para colocarlos se debe preparar con una superficie completamente plana, de preferencia, con un firme de concreto y que no presente irregularidades.

¿Para qué sirve una cisterna de agua?

Almacenamiento de agua. Las cisternas fueron diseñadas para almacenar agua. Si fuera vieja o no se usa, es posible que debas instalar un nuevo mecanismo de bombeo, así como sellarlo y conectarlo con la tubería que ya tiene.

Recolección de agua de lluvia. Si vives en un clima húmedo, la recolección de agua de lluvia es una gran alternativa para ahorrar agua y tener al alcance recursos cuando ya no se disponen de ellos. Para un mejor funcionamiento del sistema se puede conectar tuberías u otros dispositivos de recolección para canalizar el agua de lluvia hacia adentro de las instalaciones.

buena presión ducha

Para alcanzar mayor eficiencia. Una de las partes más importantes de cualquier hogar es el baño, por lo que es necesario que consideres todas las formas posibles de hacerlo no solo cómodo sino altamente funcional, atractivo y espacioso. Invertir en accesorios de alta tecnología, como una cisterna, es una gran opción.

¿Cómo funciona una cisterna?

El funcionamiento de las cisternas es muy simple. Se trata de un tanque, que contiene y mantiene el agua limpia y libre de contaminantes externos, al cual le llega el líquido a través del suministro municipal. Para canalizar el agua a la instalación hidráulica y los tinacos se utiliza un sistema de bombeo con filtración que sirve para evitar partículas en el agua.

El agua entra en la cisterna a través de un tubo de llenado que cuenta en su extremo con una válvula que obstruye la tubería conforme el nivel del agua sube. Esto lo hace gracias a un dispositivo llamado flotador, que consta de una varilla sujeta a la válvula que tiene un globo plástico en su extremo. El globo queda colgando de la varilla cuando la cisterna está vacía y conforme se llena, flota, cubriendo la válvula de llenado e impidiendo el rebase del agua.



Una vez la cisterna tiene agua, el sistema de bombeo entra en acción. Se puede hacer de manera manual o encenderse automáticamente gracias a electro niveles colocados al interior del tanque de agua. Los electro niveles son sensores que emiten una señal de encendido o apagado hacia la bomba dependiendo del nivel en el que estén flotando. La succión se hace a través de una válvula con un filtro llamada pichancha. Esta se encuentra al fondo de la cisterna y es por ella por donde pasa el agua para ser impulsada por la bomba.

Existen diferentes tipos de bombas para el bombeo del agua desde la cisterna. Las más comunes son las bombas centrífugas y las sumergibles. Las bombas centrífugas suelen colocarse a nivel de piso muy cerca de donde se encuentra la cisterna. Pueden ser eléctricas o de combustible. Por otro lado, las sumergibles se colocan dentro de la cisterna y están diseñadas para resistir el agua. Todas las bombas se conectan al tubo de succión y al tubo del ramal principal de la tubería hidráulica.

Beneficios de una cisterna

Alta tecnología y durabilidad. Las cisternas utilizan tecnología y piezas de última generación que brindan un funcionamiento seguro. Algunos modelos cuentan con una durabilidad excepcional, que puede durar varias décadas.

Higiénica y muy fácil de mantener y limpiar. Las cisternas modernas han sido fabricadas con materiales de primera calidad que evitan la formación de bacterias y algas. Son fáciles de limpiar y no llevan demasiado mantenimiento.

Ahorro de agua. Ahorrar agua es muy importante. Instalando una cisterna te aseguras agua en todo momento, y además es una opción práctica si quieres recolectar agua de lluvia.

Cisterna 6000 litros Rotoplas

La Cisterna 6000 litros Rotoplas ofrece el mejor rendimiento del mercado. De gran resistencia, ha sido fabricada con pead (polietileno lineal de alta densidad) de color azul por fuera y blanco por dentro. Sus capacidades se encuentran entre los 1700 y hasta 10000 litros.

Cuentan con Garantía de por vida (aplica solo para Cisternas azules sin conexiones) y son equipadas con

los mejores accesorios, que aseguran su buen funcionamiento y calidad del agua.

Además incluye un Filtro Hydro-Net®, que retiene tierra y sedimento brindando agua limpia y transparente. También cuenta con una exclusiva capa antibacterial con tecnología Expel®, que inhibe la reproducción de bacterias, manteniendo el agua más limpia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.