Herramientas para realizar un tratamiento de residuos orgánicos domésticos

residuos orgánicos

El tratamiento de residuos orgánicos domésticos continúan siendo un desafío en las grandes ciudades y comunidades rurales. Encontrar las mejores prácticas y soluciones adecuadas para su manejo es muy importante. De esa manera, se reduce su impacto en el ambiente. Conoce cuáles son las soluciones para tratar estos desechos de forma eficiente.

Razones para el tratamiento de residuos orgánicos domésticos

Muchas veces, el tratamiento de residuos orgánicos domésticos no es el adecuado. La eliminación ilegal y descontrolada de desechos sólidos, puede provocar graves consecuencias al ambiente y a la salud ya que generan metano, que es un gas de efecto invernadero.


residuos orgánicosAdemás pueden generar lixiviados de vertederos, que contaminan las aguas subterráneas y superficiales. Y si los residuos se gestionan de forma inadecuada pueden provocar enfermedades y, por tanto, poner en riesgo la salud humana.

¿Por qué reciclar los residuos orgánicos?

Ahorro energético: el reciclaje de residuos orgánicos en las instalaciones (digestión anaeróbica) produce biogás, que permite la generación de energía.

Ahorro de recursos: la materia orgánica se convierte en compost en las instalaciones de tratamiento. El compost se puede utilizar como fertilizante orgánico para la agricultura y la jardinería.

composta

Mejora la calidad del aire y del agua al reducir la contaminación: El tratamiento de residuos evita problemas de olores, así como emisiones de gases y lixiviados en vertederos e incineradoras.

Mejora de la calidad del suelo: el compost ayuda a mejorar la estructura y fertilidad de suelos degradados.

Disminuye la emisión de gases de efecto invernadero: al tratar la materia orgánica se reduce la emisión de gases como el metano CH4 o el dióxido de CO2, responsables del calentamiento global.

Soluciones eficientes para tratar los residuos orgánicos

  1. Compostaje y fermentación

Este método tradicional se remonta a muchos siglos atrás, donde los agricultores dejaban los desechos orgánicos al aire libre para que se descompusieran lenta y naturalmente en sus tierras.

El compost y el digestato de desechos orgánicos son fertilizantes orgánicos ideales para fines agrícolas y también promueven la estabilización o mejora del contenido de humus del suelo. Sin embargo, para lograrlo es necesario que los residuos orgánicos se recolecten por separado, ya que esta es la única forma que permite la producción de compost y digestato de calidad y aptos para uso agrícola y hortícola.

Además estos residuos son un excelente sustituto de la turba hortícola, reducen las emisiones de gases de efecto invernadero y protegen los hábitats de plantas y animales.

Cabe destacar que el proceso de tratamiento de residuos debe ser lo más ecológico posible.

  1. Biogás

Otro método tecnológicamente más avanzado para el tratamiento de residuos orgánicos es la producción de biogás, que se puede utilizar para generar electricidad y hasta para impulsar vehículos. Esta tecnología, generalmente, involucra proyectos a gran escala y requiere una inversión de capital.

El biogás es una fuente de energía verde. Tiene grandes ventajas medioambientales: menor emisión de gases de efecto invernadero, metano, CO2 y óxido nitroso.

El método para obtener biogás consiste en emplear la digestión anaerobia para generar energía. Las bacterias descomponen la materia orgánica por biodigestión en un tanque.

Las bacterias, en un ambiente controlado con PH adecuado, temperatura correcta de digestión y proliferación, y sin oxígeno (digestión anaeróbica) producen por un lado gas metano (CH4) y por otro fertilizante o nitratos.

Finalmente, el biogás a través de un motor de cogeneración se convertirá en electricidad.

  1. Biomasa

La biomasa es un material orgánico renovable derivado ya sea de plantas o animales. Esto incluye residuos agrícolas, residuos de caña de azúcar, desechos de alimentos y desechos de animales.

La planta de carbonización de biomasa es una planta de reciclaje de desechos transforma los residuos orgánicos  en carbón vegetal (llamado biocarbón) a través de la pirólisis.

El biocarbón puede funcionar como fertilizante natural, acondicionador del suelo, combustible.

Un método para generar hidrógeno a partir de biomasa comienza con el procesamiento de materiales orgánicos a altas temperaturas, pero sin combustión. Cuando se combina con oxígeno y vapor, la reacción da como resultado monóxido de carbono, dióxido de carbono e hidrógeno gaseoso. Este proceso de gasificación puede tomar el monóxido de carbono que se produce y combinarlo con vapor adicional para producir hidrógeno y dióxido de carbono adicionales, que se reciclan a través del ciclo de respiración natural de las plantas y generan biomasa adicional.

Las opciones alternativas pueden involucrar agentes biológicos, como bacterias anaeróbicas o fermentación, o pirólisis, que utiliza el mismo proceso de gasificación, pero sin la presencia de oxígeno. Cada uno de estos métodos proporciona gas hidrógeno limpio que se puede utilizar para el almacenamiento de energía o directamente en pilas de combustible.

Claves para tratar los residuos orgánicos en casa 

Clasificar y separar los residuos orgánicos. Lo primero que debes hacer, para comenzar el tratamiento de residuos orgánicos, es clasificarlos y separarlos según su origen. Utiliza envases para separar los orgánicos de los no orgánicos, y los de origen animal de los de origen vegetal.

Producir tu propio abono orgánico. Para producir tu abono orgánico debes colocar los residuos en un recipiente cerrado.

Para las aguas negras y grises, que tienen residuos orgánicos provenientes del agua de la cocina y del agua de los baños, se tiene que tener un manejo más cuidadoso. Se deben de depositar en tanques de almacenamiento que estén enterrados o que tengan una salida de lodos hacia el suelo. Puedes utilizar un biodigestor de Rotoplas para este fin.

Dentro de los biodigestores, por medio de un proceso anaeróbico, se separa el líquido de las partículas sólidas. Con el tiempo, este tratamiento hace que el agua pueda ser eliminada a la tierra sin ser contaminante, y los lodos, se pueden utilizar como abono o fertilizante natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.