Los métodos modernos para purificar el agua más efectivos

Los métodos modernos para purificar el agua más efectivos

Existen diferentes métodos para purificar agua. Por desgracia, y debido a la contaminación, ya es muy poca el agua que se encuentra en la naturaleza, que podría ser apta para beber. Para ser consumida de manera directa por los seres humanos, es muy importante aclarar que el agua debe de ser purificada.

Desde algo tan simple como hervir el agua a la técnica de ósmosis inversa o la llamada coloración, a continuación conoce cuáles son los métodos modernos para purificar el agua que se destacan por su popularidad y cuál es el más efectivo.

¿Cuáles son los más populares? 

  1. Hervir el agua

Hervir el agua es el método más antiguo para purificar el agua, pues se ha hecho durante varias generaciones. Las fuentes de agua o los canales de distribución pueden hacer que el agua que sale del grifo de tu casa no sea segura. Por ejemplo, los parásitos y los gérmenes es posible que no se vean a simple vista, pero sus efectos pueden ser muy peligrosos para la salud.

hervir agua

En este método, el agua limpia debe llevarse a ebullición y dejarse hervir durante 1-3 minutos. Para las personas que viven en áreas de gran altitud, se recomienda hervir el agua durante más tiempo. Este método es fácil de implementar porque solamente necesitas fuego o electricidad para hacerlo, y esto generalmente no es muy costoso.

  1. Destilación

La destilación es un método de purificación de agua que utiliza calor para recolectar agua pura en forma de vapor. Este método es eficaz para eliminar bacterias, gérmenes, sales y otros metales pesados ​​como plomo, mercurio y arsénico.

La destilación es ideal para las personas que tienen acceso a agua sin tratar. La destilación solo es ideal (efectivo y menos costoso) para purificar pequeñas cantidades de agua (no es ideal para purificación comercial o industrial a gran escala). La desventaja de este método de purificación del agua es que puede ser muy lento y se necesitan aditamentos específicos para recolectar el vapor.

  1. Cloración

El cloro es un químico poderoso que se ha utilizado durante muchos años para tratar el agua para consumo doméstico. El cloro es un método eficaz de purificación de agua que mata los gérmenes, los parásitos y otros organismos causantes de enfermedades que se encuentran en el agua subterránea o del grifo.

El agua se purifica utilizando tabletas de cloro o cloro líquido. Como producto de purificación de agua disponible en el mercado, el cloro es económico y eficaz. Sin embargo, se debe tener cuidado al usar cloro líquido o tabletas para tratar el agua potable, ya que se ha relacionado con algunas enfermedades. Por ejemplo, las personas que padecen problemas de tiroides deben hablar con un médico antes de usar este producto.

Cuando uses tabletas de cloro, es importante aplicarlas en agua caliente, ya que se disuelven bien en agua a 21 grados Celsius o más. Este método, aunque efectivo, a la larga puede tener repercusiones en la salud, por lo tanto, se debe de tener mucho cuidado con la cantidad de cloro que se utiliza.

  1. Filtración

Aunque la filtración se relaciona mucho con la purificación del agua, es necesario aclarar que este proceso no sirve para eliminar todos los microorganismos.

La filtración elimina los compuestos sólidos como los contaminantes pequeños y peligrosos que causan enfermedades de manera simple y rápida.

La filtración también se considera eficaz cuando se trata de la eliminación selectiva de muchos compuestos moleculares más pequeños, como el cloro y los pesticidas, sin embargo, no hace que el agua sea completamente segura para beber.

  1. Adición de yodo

El yodo es una sustancia química roja que se encuentra fácilmente disponible en forma de tableta o líquido. Es extremadamente poderoso ya que mata bacterias y virus. Sin embargo, agrega un sabor desagradable y puede ser perjudicial para la salud si se toma en dosis altas.

Por lo tanto, solo debe usarse si no tienes acceso a un mejor método de purificación o en caso de emergencia.

  1. Purificación solar

Una alternativa a la filtración UV es la purificación solar que consiste en tratar el agua con la radiación ultravioleta del sol. El proceso consiste en llenar una botella de plástico con agua, agitarla para activar el oxígeno y dejarla horizontalmente a la luz del sol por al menos 6 horas. Esto elimina eficazmente las bacterias y algunos de los virus presentes en el agua, lo que la hace segura para el consumo.

Sin embargo, se limita si el agua está turbia o tiene partículas sólidas, además de que no hay una garantía de confiabilidad.

¿Cuál es el método más seguro, rápido y eficaz para el hogar?

Purificador de agua

Si bien los métodos mencionados anteriormente presentan algunas ventajas, lo más eficaz, rápido y confiable es instalar un purificador de agua para el hogar. Un purificador de agua utiliza un proceso de múltiples etapas que involucra la filtración por medio de un bloque de carbón y tecnología para eliminar la mayoría de los químicos e impurezas, convirtiendo al agua potable en agua más pura y apta para beber. Los purificadores pueden emplear distintas técnicas, y se encargan de eliminar también virus y bacterias.

Otra de las ventajas, es que no se requiere ni de electricidad, ni de gas, por lo que es una inversión que resulta económica a largo plazo. Por otro lado, la instalación de un purificador de agua se realiza directamente en la salida de la red pública del agua, por lo que podrás tomar agua con sólo abrir la llave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.