¿Qué es y cómo funciona una fosa séptica?

Fosa Séptica Rotoplas

Cuidar el agua y el medio ambiente es primordial. Utilizar sistemas que sigan esos principios ayuda a mejorar el entorno, no contaminarlo y a prevenir enfermedades. Hoy te hablamos de las fosas sépticas, para qué sirven, cómo funcionan y por qué te recomendamos adquirir una Fosa Séptica Rotoplas.

Una fosa séptica permite una eliminación segura de las aguas residuales. Imprescindible en zonas que tienen un sistema de drenaje deficiente o se encuentran fuera de la red de alcantarillado, almacena las aguas residuales en un gran tanque subterráneo y se utiliza generalmente, en zonas rurales.

Un sistema séptico tiene un diseño simple, consiste en un contenedor hermético subterráneo (generalmente rectangular o redondo) fabricado en fibra de vidrio, plástico u hormigón.

Fosa Séptica Rotoplas

Actualmente puede conseguirse en el mercado una fosa séptica eficiente que es fácil de instalar y súper resistente. Nos referimos a la Fosa Séptica Rotoplas. ¿La conocías?

Con años de experiencia y gran tecnología la Fosa Séptica Rotoplas ha sido fabricada con resina de polietileno en una sola pieza.

La estructura de la Fosa Séptica Rotoplas se compone de cinco cinchos o “anillos” que le proveen mayor resistencia y estabilidad esa característica es propia de los tanques más grandes.

Otra ventaja de la Fosa Séptica Rotoplas es su diseño en capas, las cuales son resistentes a los contaminantes. La capa externa mantiene la estabilidad del producto y evita que las aguas residuales contaminen el suelo. En tanto, la capa interior facilita la adherencia de microorganismos y bacterias que descomponen la materia orgánica.

La Fosa Séptica Rotoplas lleva una tubería interna de 4 pulgadas. ¿Para qué sirve? Por ella, ingresa las aguas residuales a la fosa séptica y canaliza la salida del agua separada de grasas.

Asimismo, la fosa séptica tiene una tapa tipo click, que aísla el interior de la fosa del ambiente exterior, se utiliza solamente para inspección y mantenimiento de la fosa. Además cuenta con conexión de 3/4 de pulgada para instalación de tubo de venteo y su garantía es de cinco años contra desperfectos de fábrica y vida útil de 50 años.

La fosa séptica se consigue en diferentes capacidades: 450, 750, 1100, 1700, 2500, 5000, 6000 y 10,000 litros. Es decir, que existen distintas opciones que se adaptan a tu proyecto, de forma segura y confiable.

Finalmente, ya puedes conseguir la Fosa Séptica Rotoplas con cualquier distribuidor autorizado. Fácil de instalar y de sencillo mantenimiento, la fosa séptica es un producto pensado para tu hogar. Una solución que incorpora tecnología de gran calidad para hacer tus instalaciones mucha más eficientes y durables. ¿Qué esperas para adquirirla? ¡Consíguela ya!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.