Todo lo que no sabías sobre Tanque de Almacenamiento Rotoplas

tinacos-rotoplas

Los tanques de almacenamientos son estructuras que, como su nombre lo indica, están elaborados para almacenar materiales a granel, aislándolos de forma segura y efectiva del medio ambiente. El tanque de almacenamiento es un material fundamental en diferentes sectores industriales, pues se emplean para acopiar materia prima de todo tipo. El material, tamaño y forma dependerá del uso al que esté destinado. Pero no están limitados a este ámbito, pues son usados en zonas residenciales para el almacenamiento seguro de agua potable.

El objetivo del tanque de almacenamiento es proteger el material, evitar que se contamine y alargar el tiempo de vida útil. Por esta razón la calidad de este objeto tiene un papel crucial, pues de esto depende la integridad de materiales que son fundamentales en los procesos industriales y, por tanto, de la inversión final. Un buen tanque de almacenamiento puede hacer una gran diferencia en la productividad de una empresa y hasta en la calidad de vida de una comunidad o familia, si se emplea para almacenar agua.

Desde esta perspectiva, los Tanques Rotoplas son una inversión sólida, pues son capaces de garantizar la seguridad de los materiales, pues están elaborados siguiendo protocolos de calidad estrictos y empleando los materiales más eficientes. Hoy te contaremos todo sobre ellos.

Características del Tanque de Almacenamiento Rotoplas

– Los Tanques Rotoplas están elaborados en polietileno de alta densidad o PEAD. Esto los hace ligeros, flexibles y robustos. Además, este material les otorga protección para rayos ultravioleta.

– El Tanque de Almacenamiento se hace en una sola pieza. Al no haber junturas, piezas o partes pegadas se reduce al mínimo la posibilidad de roturas, resquebrajamiento o quiebre del tanque.

– Puedes adquirir el tanque en color blanco o negro. Esto te puede ayudar a distinguir los materiales que guaras en ellos y podrás rotularlos con facilidad.

– Tapa superior de 18 pulgadas. La tapa permite acceder al contenido, pero se cierra de forma hermética y protege efectivamente el material almacenado.

– Elaborados en polietileno de grado alimentario, por lo que es seguro para almacenar alimentos y agua destinados al consumo humano.

– Este material es resistente al ácido, por lo que puedes almacenar este tipo de químicos.

– Escoge entre tres tipos de densidad, según tus necesidades particulares:

– Estándar, con una densidad de 1,20kg/cm³. Ideal para agua y productos no corrosivos

– Reforzado 1.21 – densidad de 1.50 kg /cm³. Hechos para productos corrosivos

– Doble reforzado 1.51 – densidad de 1.90 kg/cm³. Deben usarse para productos muy corrosivos.

Ventajas del uso de Tanques Rotoplas

– Los Tanques Rotoplas son increíblemente versátiles. Pueden ser usados para almacenar agua, alimentos y sustancias químicas.

– Al estar elaborados en polietileno de alta densidad no dejan sabor, color ni olor al producto almacenado.

– El plástico de alta calidad no se oxida ni se corroe, aún al estar expuesto a condiciones extremas de humedad.

– No requieren ningún tipo de mantenimiento.

– Es sencillo instalar conexiones o sistemas de bombeo, en caso de ser necesario.

– Son ligeros y fáciles de transportar,

– Olvídate de filtraciones o pérdidas de agua que puedan arruinar el material almacenado. El PEAD está hecho para aislar de forma efectiva.

– Los Tanques de Almacenamiento Rotoplas son 400% menos permeables, por lo que son muy resistentes a golpes y químicos. Están hechos para durar.

– Sus materiales ofrecen resistencia a la corrosión y propagación de bacterias. No importa lo extremo de las condiciones ambientales, están hechos para durar.

– Es posible pedir un tanque de almacenamiento reforzado o con doble reforzado, en cao de que el producto químico a almacenar sea corrosivo o requiera esta precaución extra.

Consejos para aprovechar el Tanque Rotoplas

– Instala el tanque en una superficie plana. Esto hará que el peso se distribuya de forma regular, mantendrá el equilibrio y evitará que se maltrate. Además, lo hará mucho más estable.

– Si vas a instalar el tanque de almacenamiento en el exterior o intemperie, prefiere los de color negro pues estos ofrecen una protección extra ante los rayos UV que pueden alterar las características físico-químicas del material almacenado.

– La tapa del tanque debe permanecer cerrada correctamente. Esto evita la entrada de tierra, polvo, bacterias, insectos o cualquier otro contaminante que puede arruinar el líquido, sustancia o material.

– Antes de adquirir el tanque, consulta la guía de resistencias química para que escojas la densidad del tanque que se ajuste al tipo de sustancia que almacenarás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *