Ducha eléctrica: la mejor alternativa al calentador de ducha

Ducha eléctrica: la mejor alternativa al calentador de ducha

Tener un calentador de ducha es fundamental para tomar un baño con la temperatura adecuada para no congelarse. Conoce las Duchas Eléctricas Rotoplas, cómo funcionan y por qué son la mejor opción si lo que deseas es ahorrar gas, obtener mayor practicidad y seguridad, y calentar el agua mucho más rápido que con una ducha tradicional.

¿Cómo funcionan las duchas eléctricas?

Las duchas eléctricas se pueden utilizar en cualquier sistema de agua doméstico. Son versátiles, fáciles de instalar e incluso pueden ayudarte a ahorrar gas.

buena ducha

Las duchas eléctricas brindan un mejor control sobre la temperatura del agua que se desea. Tiene la capacidad de calentar el agua que recibe al instante, pues lo hace a través de un circuito eléctrico, contenido dentro de la propia ducha.

Por motivos de seguridad, este elemento en la mayoría de las duchas está completamente sellado para evitar corrientes electricas, así que es muy seguro de utilizar.

La mayoría de estas duchas funcionan con agua caliente directamente del sistema de suministro de agua fría y no requieren sistemas de almacenamiento. Debido a esto, estos aparatos son más eficientes energéticamente.

Además, estos dispositivos domésticos tienen un centro de control de temperatura termostático que regula la cantidad de agua fría que pasa a través del elemento calefactor. A diferencia de otras duchas, las duchas eléctricas tienen un sistema de control de temperatura eficaz.

Las duchas eléctricas son muy útiles para quienes no tienen la opción de instalar un calentador de ducha o boiler para el agua. Es una forma sencilla y eficaz de disfrutar de una ducha caliente cuando quieras.

¿Razones para instalar una ducha eléctrica?

Existen varias razones por las que muchas personas optan por instalar una ducha eléctrica en su baño. Éstas son sólo algunas de ellas:

Duchas calientes instantáneas. No es necesario que esperes a que el agua se caliente para ducharte. Las duchas eléctricas calientan instantáneamente el agua a pedido, por lo que no hay que esperar, ni gastar valiosos litros de agua.

Conoce lo último en duchas modernas_Mesa de trabajo 1

Existe la posibilidad de ahorrar energía. Las duchas eléctricas son adecuadas para prácticamente cualquier tipo de sistema de agua. Al calentar el agua al instante, no se requiere de una gran cantidad de gas. Tampoco necesitas tener encendido un circulatorio que haga que el agua caliente viaje más rápido, pues tendrás el calentador de agua directamente en el baño.

Cuando se trata de seguridad, todo el mundo sabe que el agua y la electricidad no se mezclan. A pesar de eso, no hay por qué preocuparse. Estas duchas cuentan con todas las precauciones de seguridad posibles y se someten a rigurosas pruebas de calidad antes de salir a la venta.

Ventajas de las duchas eléctricas

  1. Las duchas eléctricas te permiten encontrar la temperatura perfecta. Las duchas eléctricas tienen un regulador de temperatura muy sencillo e intuitivo. Esto te permite ajustar fácilmente la temperatura del agua, para que sea exactamente como te gusta.

Es cierto que las duchas convencionales también tienen un sistema de control que combina agua fría y caliente. Sin embargo, no te permiten regular la temperatura con tanta precisión como las duchas eléctricas.

  1. Son de bajo costo. Si pensabas que una ducha eléctrica sería más cara porque es más nueva y de más alta tecnología, piénsalo de nuevo. Estas duchas están disponibles por una variedad de precios diferentes, desde los asequibles hasta los exclusivos.

Además tienen una vida útil más larga y sus diseños son muy adaptables.

  1. Las duchas eléctricas son fáciles de instalar. Aunque tienen un diseño más complejo que las duchas convencionales, las duchas eléctricas son muy fáciles de instalar y no requieren ningún trabajo de construcción extenso. La ducha simplemente se conecta a la tubería de agua fría a través de un sistema de tornillos. Luego, todo lo que queda por hacer es conectar la ducha a la red eléctrica, lo que no debería llevarle a un plomero profesional más de unas pocas horas.

Si vives en el campo o en algún lugar aislado, las duchas eléctricas pueden ser muy útiles.

Recuerda: es hora de dejar de tener miedo a las duchas eléctricas. Como decíamos, han pasado numerosas pruebas de seguridad y control de calidad.

Ducha Eléctrica Rotoplas

La Ducha Eléctrica Rotoplas se distingue por su gran durabilidad. Lleva una resistencia que sobresale por su vida útil: 4 veces más gracias a su diseño y su gran nivel de aleación. Además se reemplaza en poco tiempo.

Ducha-Azul-Blanca-4t

El ahorro de energía es otro aspecto a destacar. Es del 45 % y presenta una eficiencia energética del 95 %.

La ducha se compone de una tapa, un selector de temperatura y un diafragma optimizado. El cuerpo en termoplástico presenta más aislamiento y su resistencia es mayor. Lleva doble cámara de calefacción.

Beneficios de una Ducha Eléctrica Rotoplas

Agua caliente todo el día. Las duchas eléctricas pueden calentar el agua al instante. Solo se necesitan unos segundos para que una ducha eléctrica caliente el agua a tu temperatura preferida. Sin mencionar que lleva tu experiencia de ducharse a un nivel completamente nuevo al ofrecer acceso instantáneo a agua caliente.

Bajo consumo. La Ducha Eléctrica Rotoplas utiliza la mayor parte de su energía para calentar el agua que vas a utilizar. Además, el suministro de agua es bastante bueno. Esto te facilita ahorrar algo de dinero en tus facturas de energía y agua.

Diseño moderno. Si deseas realizar algunos cambios en tu baño, esta ducha eléctrica puede ser una opción adecuada para ti. Es mejor que otros sistemas. Además, es fácil de instalar.

Bajo costo. El precio de esta ducha es asequible. Es una verdadera inversión porque no tendrás que pensar en pagar, a futuro, altos costos en reparaciones o mantenimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.