¿Cómo las comunidades rurales en Centroamérica se pueden beneficiar del agua de lluvia?

Guardar agua lluvia con el sistema de captación pluvial

La paradoja hídrica de Latinoamérica se hace aún más evidente en Centroamérica: es una región muy rica en recursos hídricos, pero hay serios desafíos en cuanto al acceso al agua, sobre todo en zonas rurales. Las soluciones requieren gestiones gubernamentales, pero la captación pluvial es una opción sencilla y autosustentable, que podría transformar la realidad de los habitantes de las comunidades rurales. Rotoplas pone a disposición de Centroamérica todos los elementos para la captación del agua de lluvia, y a continuación te contaremos de qué forma la instalación de estos revolucionarían la calidad de vida de toda una región.

La situación Actual del Agua en Centroamérica

Centroamérica, compuesta por países como Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, enfrenta una distribución muy desigual de sus recursos hídricos. Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), cerca del 40% de la población rural en Centroamérica carece de acceso a agua potable segura. Este déficit hídrico es particularmente grave en áreas rurales, donde la infraestructura es limitada y las fuentes tradicionales de agua, como ríos y pozos, pueden estar contaminadas o ser insuficientes.

Un ejemplo de esto es que el 50% de los agricultores que habitan en el Corredor Seco, una región en la costa del Pacífico, se ven especialmente afectados por las sequías que han impactado la producción agrícola; lo que se traduce en inseguridad alimentaria además de pérdidas en las cosechas. En muchos lugares los miembros de la comunidad que no están en los campos (casi siempre mujeres y niñas, como asegura el Banco Mundial) se ven obligadas a caminar grandes distancias para buscar lagunas y pozos que son su única fuente de agua.

En términos de consumo, la agricultura representa aproximadamente el 70% del uso total de agua en la región, mientras que el 20% se destina al uso doméstico y el 10% a la industria. Esta alta demanda agrícola pone presión sobre las fuentes de agua disponibles, exacerbando la escasez en comunidades rurales. Por otra parte, la presión está en las fuentes de agua superficiales, como ríos y lagos; que en temporada de sequía no son suficientes; sobre todo porque la mayoría de la población se concentra en la costa del Pacífico, lo que limita la capacidad de recarga de los acuíferos.

almacenamiento de productos químicos

Beneficios de la captación pluvial en zona rurales

La captación de agua de lluvia se presenta como una alternativa eficaz para enfrentar estos desafíos. Este método consiste en recolectar y almacenar el agua de lluvia que cae sobre los techos de las viviendas y otras estructuras, para su uso posterior en diversas actividades domésticas y agrícolas. La implementación de tanques de almacenamiento para la captación de agua de lluvia puede ofrecer numerosos beneficios para las comunidades rurales en Centroamérica.

– Acceso a agua potable: La captación de agua de lluvia puede proporcionar una fuente constante y relativamente pura de agua, reduciendo la dependencia de fuentes contaminadas. Con la instalación de purificadores y filtros, el agua de lluvia recolectada puede cumplir con los estándares de potabilidad establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

– Mejora de la salud pública: Según la OMS, el acceso a agua potable puede reducir la incidencia de enfermedades diarreicas en un 25%. En comunidades rurales de Centroamérica, donde estas enfermedades son prevalentes, la captación de agua de lluvia puede tener un impacto significativo en la mejora de la salud pública.

– Ahorro económico: La captación de agua de lluvia puede reducir los costos asociados con la compra de agua embotellada o el transporte de agua desde fuentes distantes. Implementar sistemas de captación pluvial puede ser una solución económicamente viable para muchas comunidades rurales. Los costos iniciales de instalación son relativamente bajos, y el mantenimiento es mínimo comparado con otras infraestructuras de abastecimiento de agua.

– Reducción de la dependencia de fuentes tradicionales: En áreas donde los ríos se reducen durante la estación seca o donde están contaminados, la captación de agua de lluvia proporciona una alternativa sostenible. Esto reduce la dependencia de fuentes tradicionales y mitiga el riesgo de escasez durante períodos de sequía.

Empoderamiento comunitario: La implementación de sistemas de captación de agua de lluvia a menudo involucra la participación activa de la comunidad en su diseño, construcción y mantenimiento. Este proceso no solo fortalece la cohesión social, sino que también empodera a las comunidades al darles control sobre un recurso vital.

– Mejora en la agricultura: Para las comunidades agrícolas, la disponibilidad de agua de lluvia puede significar la diferencia entre una cosecha exitosa y el fracaso. El riego con agua de lluvia puede mejorar la productividad de los cultivos, permitiendo a los agricultores mantener la producción incluso en temporadas secas. Esto no solo mejora la seguridad alimentaria, sino que también incrementa los ingresos familiares.

– Sostenibilidad ambiental: La captación de agua de lluvia contribuye a la conservación de los recursos hídricos locales, al reducir la extracción de agua subterránea y disminuir la presión sobre los cuerpos de agua superficiales. Además, al promover prácticas agrícolas sostenibles, se puede mitigar la erosión del suelo y mejorar la resiliencia de los ecosistemas locales.

Aljibes Rotoplas: una solución al alcance de todos

Los aljibes Rotoplas son unos tanques especializados para la captación del agua de lluvia. Mediante un sistema de tuberías muy sencillo, se puede dirigir el agua de lluvia hasta estos depósitos que están listos para recibirla y almacenarla por más tiempo. Sus características facilitan la conservación del agua sin alterar su composición, convirtiéndose en el aliado perfecto para las comunidades rurales centroamericanas.

¿Por qué preferir los aljibes Rotoplas?

– Gran capacidad. Disponibles en capacidades de 1100, 1700 y 2500 litros.

– Conexiones de neopreno de 3” en tapa u domo, que permite el ingreso directo del agua.

– Conexión de rebalse, que permitiría dirigir el agua a un segundo depósito de forma automática en caso de que el aljibe se llene.

– Conexión para permitir la salida del agua a una llave o directamente al sistema de tuberías.

– Puede instalarse a la intemperie, gracias a su capa exterior con protección UV, que resiste los rayos del sol sin agrietarse ni romperse.

– Capa interna con tecnología Expel, que inhibe la reproducción de bacterias; lo que permite conservar el agua más limpia por más tiempo. Además, su color blanco facilita la inspección y mantenimiento.

– Fácil de instalar, es ligero y sus conexiones son de diámetros universales.

– No requiere energía eléctrica para su uso y requiere mantenimiento y limpieza cada 6 meses.

– Garantía Rotoplas de 5 años.

La captación de agua de lluvia ofrece una solución sostenible y efectiva para las comunidades rurales en Centroamérica. Con el uso de soluciones como el aljibe Rotoplas, esta técnica tiene el potencial de transformar vidas. A medida que la región enfrenta los efectos del cambio climático y el crecimiento demográfico, la captación de agua de lluvia es una estrategia vital para garantizar un futuro sostenible y equitativo para todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *