¿Para qué sirve un tanque reservorio de agua?

Reservorio de agua

Un tanque de almacenamiento de agua es una verdadera necesidad, sobre todo en una región como la nuestra, que está empezando a sentir con más frecuencia los problemas de escasez y contaminación del agua, además de problemas relacionados a su distribución. Aun cuando los recursos hídricos de Centroamérica son abundantes, los sistemas de distribución son cada vez más problemáticos e insuficientes.

Desde esta perspectiva tener un tanque reservorio de agua se convierte en un as bajo la manga que garantizará tu calidad de vida y la de tu familia. En vez de esperar a que se estabilice el servicio, puedes tomar las riendas del problema y proteger tu bienestar. Pero esto no es el único propósito de los reservorios. Los tanques de agua son estructuras más o menos versátiles que pueden sorprenderte con sus funciones.

Tanque Rotoplas

Esta nota también te puede interesar: Tanques de agua industriales en Costa Rica para recolectar lluvia

Qué es un tanque reservorio de agua

En síntesis, se trata de un contenedor en el que se puede almacenar una cantidad determinada de agua y que puedan servir como reservorio. Los tanques pueden estar elaborados en una gran variedad de tamaños, materiales y diseños, dependiendo de su propósito, en dónde serán instalados y otras variables. Son empleados en todos los ámbitos de la actividad humana; desde los hogares, pasando por fábricas hasta la agroindustria; pues permiten contar con un suministro de agua seguro.

Los materiales y diseños empleados para la construcción de los reservorios de agua han ido evolucionando a lo largo de la historia. En la actualidad los tanques de polietileno de alta densidad, como los hechos por Rotoplas, son los preferidos. No sólo son ligeros, resistentes y fáciles de instalar, sino que tienen una relación calidad/precio insuperable.

Funciones de un tanque de almacenamiento

Los tanques de almacenamiento tienen una función obvia: mantener una reserva de agua para satisfacer de forma constante y segura la demanda de un grupo familiar, empresa o comunidad, pero también permiten regular y mantener constante la presión de suministro de agua. Hay lugares en los que la presión y caudal de agua es deficiente, por lo que el uso de ciertos electrodomésticos como duchas eléctricas resulta problemático. El contar con un tanque que además funcione como reservorio puede solucionar este problema.

Si el tanque de almacenamiento se instala por lo menos 2 metros más alto que la salida de agua de la casa, la fuerza de gravedad será suficiente para llevar el agua con suficiente presión para todo el sistema de tuberías interno de la edificación. Para esos lugares en los que es imposible hacer una instalación elevada, se puede apoyar de una pequeña bomba hidráulica que transporte el líquido por toda la red de plomería.

Por otra parte, contar con un tanque reservorio también es una forma de garantizar que el agua que se consume y utiliza dentro de la vivienda es de la mejor calidad. El tanque funciona como una parada en la que se puede contener el líquido, aplicar un tratamiento desinfectante y/o pasar por un filtro estándar que retenga todos los sólidos que causan acumulaciones calcáreas en las tuberías que pueden deteriorarlas u obstruirlas. De hecho, cuando adquieres un tanque Rotoplas, tienes la opción de adquirir el filtro estándar Hydronet, que retiene tierra y sedimentos.

Existe una amplia gama de filtros rotoplas, muchas son las ventajas que puedes encontrar en cada uno de ellos

Los tanques reservorios también funcionan como complementos de otros sistemas de distribución hídrica, además de contener el agua para casos de emergencias en los que se interrumpa el servicio público. También ayudan a abastecer la demanda del líquido vital en comunidades en las que hay muchos habitantes y, por el diseño de la red, unos pierden presión o de plano dejan de percibir el servicio cuando otros vecinos hacen uso de éste.

Dentro de la industria, las funciones de un tanque reservorio de agua son mucho más variadas pues dependiendo de su material y construcción pueden emplearse para almacenar líquidos, materia prima, químicos, fertilizantes y hasta granos o semillas, además de alimento para animales. Los tanques de almacenamiento Rotoplas se pueden usar para todo esto, además que es posible pedirlos con doble refuerzo.

Beneficios de un tanque de almacenamiento

– Como se mencionó anteriormente, podrás tener un reservorio de agua completamente independiente del servicio municipal. No importa si se suspende o se raciona, siempre tendrás agua circulando en casa.

– El caudal del suministro se mantiene constante, aun cuando se esté empleando en diversos espacios o la presión sea deficiente.

– La presión de agua es suficiente y constante.

– En casos de emergencia, cuentas con una fuente de agua segura para el consumo doméstico.

– Estarás preparado para situaciones de emergencia. El cambio climático nos ha enseñado lo mucho que han cambiado las pautas climáticas, por lo que estamos a merced de tormentas fuertes y otros fenómenos que pueden afectar tu consumo.

– Son ecológicos, sobre todo si se combinan con otras prácticas como reducir el consumo de plásticos desechables o la recolección de agua de lluvia.

–  No importan las necesidades particulares: número de personas, uso industrial o doméstico. Si es sólo un respaldo en caso de emergencias o si es para uso diario, pues siempre encontrarás en Rotoplas el tanque con la medida perfecta.

– Si se adquiere un tanque con las medidas adecuadas, es posible almacenar el agua de forma segura por mucho más tiempo. En el caso de los tanques Rotoplas, gracias a su tapa tipo Click, se mantienen fuera cualquier tipo de insectos que pueden contaminar el agua.

– Son una solución simple y sencilla de usar. No requiere mantenimiento especializado ni frecuente. El técnico instala el tanque y casi de inmediato puedes comenzar a usarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.