4 Beneficios de guardar agua de lluvia con el sistema de captación pluvial

4 Beneficios de guardar agua lluvia con el sistema de captación pluvial_CA

Para nadie es un secreto el problema constante con el suministro de agua, sobre todo en espacios rurales, comunidades remotas y/o dispersas donde no hay una cobertura real del sistema de acueductos o si la hay, es poco confiable. Ante esta problemática hay quienes han optado por la instalación de tanques de almacenamiento, pero existe una opción que complementará el tanque y permitirá una verdadera autonomía en línea con el medio ambiente: guardar el agua de lluvia con un sistema de captación pluvial.

Guardar agua de lluvia no es una excentricidad, sino una forma efectiva de ahorrar dinero, recursos y hasta proteger tu salud y la de tu familia. Invertir en un sistema de captación pluvial tendrá un impacto positivo en la calidad de vida de las personas e incluso en el medio ambiente.

Captación de agua de lluvia: tu solución ideal para ahorrar agua, conócelo

4 Grandes ventajas de guardar agua de lluvia

Hay una serie de beneficios obvios cuando se trata de guardar agua de lluvia con el sistema de captación pluvial, pero hay otros que se pasan un poco por alto; sobre todo porque hay quienes piensan que este sistema es útil sólo en entornos dedicados a la agricultura, ganadería u otro tipo de industria. Sin embargo, la realidad es que los hogares también podrían aprovechar todas las ventajas que implica captar el agua de lluvia.

1. Alta calidad fisico-química

Almacenar agua es una forma de paliar la escasez, pero trae consigo otra serie de desafíos y responsabilidades; pues el agua que se queda en el tanque por periodos prolongados de tiempo puede sufrir alteraciones o contaminarse. También es posible que las fuentes de agua accesibles con las que se alimentan los tanques no sean confiables.

La pureza y calidad del agua que se utiliza en el hogar es una preocupación, aún cuando no sea para el consumo directo, pues puede ser vehículo de parásitos, microorganismos y otros que pueden afectar tu salud y la de toda la familia.

Con el agua de lluvia se disminuye este problema ya que generalmente está limpia. El agua de lluvia tiene un gran potencial de potabilización y no requiere de tratamientos intensivos de purificación y filtrado, por lo que puede usarse con confianza en los hogares. Olvídate de pastillas, cálculos de litros para poder añadir químicos y filtros costosos que debían reemplazarse con frecuencia. Solamente tienes que cuidar que el contenedor donde se almacene sea el adecuado y esté limpio.

2. Sistema de abastecimiento independiente

Si vives en una zona donde llueve con cierta frecuencia y complementas este sistema de captación pluvial con un tanque de agua de buena capacidad, podrás disfrutar de un servicio de agua constante que no depende de las infraestructura urbana. Este sistema es autónomo, descentralizado y puede ser el primer paso a la autosuficiencia. Por esto es ideal para zonas remotas o en donde no hay un sistema de acueducto urbano confiable.

Sistema de captación de-agua de lluvia Rotoplas

El sistema de Captación Pluvial se convertirá en un sinónimo de paz mental. Ya no tendrás que depender de servicios inestables, camiones cisternas o fuentes naturales de agua en lugares alejados, que pueden estar contaminadas. Sólo deberás esperar a que llueva y se llenen los tanques de almacenamiento.

Si quieres beber el agua, puedes instalar un purificador que complemente tu sistema de captación de agua de lluvia.

3. Ahorras dinero y energía

Los sistemas de captación pluvial son el pináculo de la eficiencia energética. En primer lugar porque para poder guardar el agua de lluvia no gastas ni un poquito de electricidad, pues estás aprovechando un sistema analógico, diseñado para funcionar de forma autónoma. Por otra parte, el ahorro en el consumo de agua también se verán reflejados en la factura del servicio, pues estarás consumiendo el agua de lluvia que has guardado en tu tanque. De hecho, podrías incluso llegar a satisfacer las necesidades de tu grupo familiar por completo, dependiendo de la frecuencia de las lluvias en tu región.

La única inversión requerida es la inicial, durante la adquisición e implementación del sistema de captación pluvial. Diseñado para durar muchos años, mejorará la capacidad de abastecimiento de tu hogar sin tener que hacer inversiones extras a futuro. Con lo ahorrado, se amortizará el costo del sistema en poco tiempo.

4. Contribuye con el medio ambiente

Cualquier mejora en el hogar que esté orientada a la sostenibilidad y que además no consuma grandes cantidades de energía, está alineada con los protocolos de protección ambiental pues representa un gran ahorro en recursos que tienen un costo elevado a nivel ecológico. Por otra parte, el guardar agua de lluvia con un sistema de captación pluvial para su uso posterior es capaz de mitigar el efecto erosionador de las lluvias sobre las avenidas. Un simple sistema de captación pluvial es capaz de conservar el suelo, evita desperdiciar el agua potable, no usa energía y es muy rentable.

Suministro estable e independiente

Implementar un sistema de captación pluvial en el hogar o en lugares de producción significará un aporte significativo en la forma en que se consume y preserva el agua potable. Es un inversión que puede hacer una gran diferencia en presupuesto, pero sobre todo en la comodidad y accesibilidad al vital recurso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *