Cuidar el planeta, tu propósito 2020

Cuidar el planeta es clave para la humanidad. Los patrones climáticos están cambiando y amenazarán la producción de alimentos, el nivel del mar está aumentando y podría ocasionar inundaciones catastróficas en todo el mundo. En este contexto los países deberían tomar medidas y así evitar un futuro con daños irreversibles en el clima y en los principales ecosistemas. Pero ellos no son los únicos que deberían realizar acciones.

Existen muchas cosas que puedes hacer todos los días para ayudar a reducir los gases de efecto invernadero y tu huella de carbono, de manera que tengas un impacto menor en el medio ambiente. Recuerda: cuidar la Tierra no es solo una responsabilidad, es una necesidad. Descubre estas 10 cosas que puede hacer ahora para ayudar a cuidar el planeta.

  1. Utiliza tu voz

Hablar con otras personas sobre cómo se puede cuidar el planeta es una de las cosas más poderosas que puedes hacer. Enséñales a que se comprometan a actuar para proteger nuestro entorno.

Usa las redes sociales: esta es una de las formas más efectivas de lograr que las personas te escuchen.

  1. Mantente informado

Una de las mejores cosas que puede hacer es mantenerte informado: cuanto más sepas, mejor. Manténte informado sobre los hechos y actualízate con las noticias para descubrir lo que puedes hacer.

Tenemos el mundo a nuestro alcance, así que aprende de personas influyentes, y de las organizaciones de investigación que trabajan para hacer del planeta un lugar mejor.

  1. Conserva el agua

Las pequeñas cosas pueden hacer una gran diferencia. Cada vez que cierras el agua mientras te cepilla los dientes, estás haciendo algo bueno. Si un grifo tiene goteras, podría desperdiciar hasta 340 litros de agua por día ¡Así que arréglalo! Es fácil y barato. Y deja de beber agua embotellada. Cambia por agua del grifo filtrada. Ahorrarás dinero y ayudarás a reducir toneladas de desechos plásticos.

También reutiliza el agua de lluvia y adquiere un sistema de captación pluvial para ahorrar agua y hace tu hogar más sostenible.

  1. Reduce el uso del automóvil

Si puedes, disminuye el uso de tu auto. Reducirás las emisiones de gases de efecto invernadero. En su lugar utiliza el transporte público, camina o anda en bicicleta. Obtendrás un buen ejercicio cardiovascular y quemarás algunas calorías mientras lo haces.

  1. Reduce, reutiliza, recicla

Puedes ayudar a reducir la contaminación simplemente poniendo una lata de refresco en la papelera de reciclaje. Realmente hace una diferencia. Por ejemplo, si un edificio de oficinas de 7,000 trabajadores reciclara todos sus desechos de papel, durante un año, sería el equivalente a sacar de la carretera a casi 400 automóviles. Pero no hay que pensar en tanto alcance para realizar las cosas. Puedes llevar bolsas reutilizables al supermercado y evitar el uso de platos, cucharas, vasos y servilletas desechables ya que crean enormes cantidades de desechos. Si vas a comprar productos procura que estén hechos de materiales reciclados. Todo hace la diferencia.

  1. Haz tu hogar más eficiente

Haz que tu hogar sea más eficiente energéticamente y ahorra dinero. Asegúrate de que tu casa tenga el aislamiento adecuado. El aislamiento se mide en términos de su resistencia térmica o valor R: cuanto mayor sea el valor R, más efectivo será el aislamiento. La cantidad de aislamiento que necesita tu hogar depende del clima y el tipo de sistema de HVAC.

Reemplaza tus lámparas por tecnología LED. Las lámparas LED son súper eficientes. Pueden durar alrededor de 25,000 horas en comparación con las 1,000 horas que dura una lámpara incandescente. Además son más fáciles de desechar, si se las compara con las convencionales.

  1. Come alimentos orgánicos

La producción de alimentos a gran escala representa hasta el 25 por ciento de las emisiones de efecto invernadero. Comprar a agricultores locales hace una diferencia. Comer más granos enteros, verduras, frutas y nueces, y menos carnes rojas y alimentos procesados ​​también lo hace. Cultiva tus propias frutas y verduras ¡Puedes hacer una huerta en tu jardín!

  1. Planta un árbol

Un árbol de 10 años, está en su etapa más productiva de almacenamiento de carbono y puede absorber 21 kilogramos de CO2 por año. Los árboles también eliminan dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno y partículas pequeñas. Así que adelante, planta un árbol. Es bueno para todos.

  1. Renuncia a los plásticos

Las estadísticas son impactantes: las personas en todo el mundo compran, aproximadamente, 1 millón de botellas de plástico para beber cada minuto y usan hasta 5 billones de bolsas de plástico de un solo uso cada año. Además de esto, un tercio de los envases de plástico utilizados ni siquiera llegan a los sistemas de recolección y anualmente alrededor de 8 millones de toneladas termina en el océano. Rompe el ciclo. Deja de comprar agua embotellada. Di no a las bolsas de plástico y, en su lugar, usa bolsas de tela. No utilices popotes de plástico. Bebe en una taza reutilizable en lugar de una de plástico.

  1. Apoya a organizaciones ambientales

Existen muchas formas de apoyar a las organizaciones ambientales. Conviértete en miembro o apadrina a alguna de ellas, anima a tu familia y amigos a donar.

También puedes hacer un voluntariado. Por lo general, las reservas naturales o parques locales buscan voluntarios y eso puede brindarte una experiencia práctica de conservación y ayudar a restaurar la naturaleza de tu zona. En la Ciudad de México existe la Barranca de Tarango en donde una asociación civil tiene voluntariados.

No olvides que el cambio de una persona puede parecer pequeño, pero juntos se puede hacer la diferencia y hacer el cambio hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.