¿Cómo limpiar el agua contaminada para su consumo?

Agua contaminada

El agua es un insumo imprescindible para la vida: una persona puede pasar hasta 2 meses sin consumir alimentos, pero morirá en apenas 48 horas si no se hidrata; pero el agua también puede ser un riesgo para la salud si se encuentra contaminada. Por esta razón resulta fundamental que toda el agua que se destine para el consumo humano pase por algún tratamiento que garantice su pureza. Saber cómo limpiar el agua contaminada es una habilidad que todos los seres humanos debemos tener, ya sea para usarla en casos de emergencia o en situaciones en las que no podamos contar con fuentes de agua purificada.

Entendiendo la contaminación del agua

Antes de poder conocer técnicas para saber cómo limpiar el agua contaminada, es importante entender cómo y con qué puede contaminarse, pues de esto dependerá el tipo de tratamiento a aplicar para purificarla.

El agua se contamina cuando se vierten en ella sustancias que la hacen peligrosa para el consumo humano. Esto suele ocurrir en gran medida por la actividad de los seres humanos, que generan residuos en las industrias que luego van a parar a ríos, lagos y reservas subterráneas. Existen al menos 4 formas en la que el agua puede contaminarse:

Física: hay partículas que puedes ver a simple vista o no. Arena, piedrecillas y otros.

Microbiológica: el agua puede contener bacterias, virus, parásitos y protozoos, además de otros microorganismos que no se ven. Es peligrosa porque no afectan el aspecto o sabor del agua, así que se puede creer que el agua está limpia y su ingesta puede causar enfermedades graves.

Química: causada por la presencia de metales pesados, pesticidas, abonos, aceites y otras sustancias químicas tóxicas en el agua. A veces puede detectarse de inmediato, porque cambia el color, olor y sabor del agua, pero otras no afectan estas características. Estas sustancias pueden tener efectos invisibles y a largo plazo, acumulándose en el cuerpo y causando problemas graves de salud. Otras tienen efecto inmediato y fulminante.

– Radiológica: el agua se contamina con la radiación. Esta es menos común porque se produce como consecuencia de vertidos o accidentes radioactivos.

¿Cómo limpiar el agua contaminada?

Los métodos elegidos para limpiar el agua contaminada dependerá del tipo de polución que la afecte. Lo ideal es que el tratamiento del agua sea integral, es decir, que pueda actuar sobre los 3 tipos de contaminación posibles. De nada sirve extraer las partículas sólidas del agua, por ejemplo, si esta sigue teniendo microorganismos que puedan enfermar a quienes la consuman.

Los métodos para limpiar el agua contaminada dependerán de los recursos que se tengan a mano y la infraestructura. Si estás en un entorno residencial-urbano, en donde hay sistema de acueductos o un sistema de servicio de agua más o menos estable, la solución más lógica es la instalación de sistemas de purificación de agua conectados a las tuberías, que garanticen que el agua que se consumirá en el hogar  esté libre de todo contaminante.

En estos casos un Filtro de Carbón Activado y Plata Rotoplas será más que suficiente, pues este sistema elimina las partículas físicas del agua, mientras que la tecnología Hydropur que utiliza plata coloidal, inhibe el crecimiento bacterial. El carbón activado actúa como un imán de sustancias químicas, mejorando el sabor, color y aspecto del agua sin afectar su composición, dejando los minerales buenos. Si estás en una situación de emergencia o en condiciones rurales, más precarias, en las que no se puede contar con un suministro de agua regular y en la que no puedes contar con un filtro, hay que echar mano de métodos un poco más arcaicos, pero no por ello menos eficientes. En estos casos se debe hacer al menos 2 limpiezas del agua, para asegurarte de eliminar la contaminación física y microbiológica.

Estos artículos también te pueden interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *